El modo lectura no es tan efectivo como habías pensado

modo lectura no es lo correcto

Muchos usuarios se fatigan visualmente cuando permanecen un largo rato frente a las pantallas de sus móviles, computadoras o televisores. El modo lectura se ha convertido en esa tabla de salvación para ti, ya que, te ayuda a reducir la luz azul que tanto te afecta.

La popularidad que ha alcanzado el modo lectura en los móviles es impresionante, llegando a ser el favorito de muchos usuarios. Este modo a través de sus filtros, te permite reducir la luz azul de la pantalla para evitar la fatiga visual y conciliar el sueño con facilidad. Pero, ¿qué tan bueno es este modo? y… ¿qué tan cierto es que te ayuda a dormir? Actualmente se han realizado algunos estudios y los resultados que se obtuvieron derriban por completo esa teoría.

El modo lectura no es tan efectivo, según este estudio

estudios sobre el modo lectura

Te han vendido que el modo lectura (con su filtro de luz azul) es perfecto para conciliar el sueño evitando la fatiga visual. Sin embargo, un último estudio sugiere que hace todo lo contrario. La exposición a la luz azul impide la producción de la hormona que te ayuda a dormir (melatonina). Es por ello que la Universidad de Manchester inició un estudio con ratones para comprobar si verdaderamente la luz azul puede afectarte para bien o para mal.

Los resultados obtenidos indican que las células cónicas del ojo responden mejor a la exposición de la luz amarilla que a la luz azul. En resumen, que nuestro cerebro recibe la señal de que aún no es hora de ir a dormir cuando está expuesto a la luz amarilla, y no tanto a la azul. Eso significa que teñir la pantalla de amarillo (modo nocturno) también es contraproducente.

¿Qué significa activar el modo lectura?

modo lectura no es tan efectivo

Primeramente, aclarar que los estudios no se han realizado con seres humanos y las conclusiones obtenidas se basan en el proceso de observación de los ratones. A día de hoy no se han realizado estudios a nivel microbiológico que puedan sustentar con mayor veracidad los resultados obtenidos.

Sin embargo, esos resultados que arrojó la investigación no pueden desestimarse. Por ejemplo, a tempranas horas de la mañana y en el atardecer los colores se inclinan más hacia el azul y durante el día los colores son más claros pareciéndose más al amarillo.  En otras palabras, nuestro cuerpo (reloj biológico) responde a los colores de forma diferente a lo que piensan ciertos investigadores por eso la luz azul por las noches es algo “habitual” o que deberíamos tener para dormir mejor. Pero no la luz azul como tal, sino unos colores menos cálidos y más fríos (lo cual tiene un significado diferente).

Independientemente de los resultados sobre si te afecta o no la luz azul, la recomendación principal es que te alejes del móvil antes de dormir. No puedes olvidar los efectos negativos sobre tu cuerpo cuando te expones por largos ratos a las pantallas de tus dispositivos. Incluso, si antes de dormir te pones a revisar las noticias y las redes sociales será mucho más difícil conciliar el sueño, aunque tengas el modo lectura activado en el móvil.