Así reproducen las pantallas LCD el negro

Xiaomi Mi 10T Pro

Aunque cada vez más teléfonos apuestan por la tecnología AMOLED, sigue habiendo un buen número de dispositivos que salen al mercado con una pantalla LCD. Y es que, este tipo de paneles siguen ofreciendo una gran calidad. Solo hay que ver el Xiaomi Mi 10T Pro, cuya pantalla LCD barre a muchas AMOLED.

Sabemos que los paneles OLED iluminan los píxeles de forma individual. Pero, teniendo en cuenta que las pantallas LCD cuentan con retroiluminación LED, ¿cómo consiguen reproducir el negro?

Lo cierto es que la calidad de imagen que ofrece una pantalla AMOLED no tiene rival dentro del mercado de la telefonía. Pero tampoco se puede negar que los paneles LCD siguen siendo una solución muy solvente y que ofrece unos resultados más que suficientes para la gran mayoría de usuarios.

Así consigue una pantalla LCD reproducir el negro

oppo find x3 neo pantalla
Como te indicamos, un panel LCD tiene siempre un segundo panel trasero con iluminación LED, y los píxeles que integran la pantalla no tienen capacidad para producir ninguna iluminación, sino que modifican la luz que reciben en función de la polarización que se esté aplicando. Con ello se consiguen reproducir diferentes colores con grandes resultados.

Pero claro, con un sistema de retroiluminación LED en la parte trasera debería ser imposible conseguir reproducir unos negros de calidad. Pues la respuesta es mucho más simple de lo que parece.

Lee también:  ¿Por qué son importantes los 165 Hz del RedMagic 6 Pro? Todas las ventajas

Antes te hemos dicho que los píxeles dejan entrar más o menos luz para reproducir una u otra tonalidad. Y en el caso del negro, lo que hacen es dejar entrar la mínima luz posible. Con ello se consigue una imagen con fondo negro de gran calidad. Eso sí, si subes mucho el nivel de brillo, verás que el negro pasa a tener un tono grisáceo.

De esta manera, el sistema utilizado por una pantalla LCD para reproducir el negro es tan simple como hacer que entre el mínimo de luz posible a los píxeles que tienen que ofrecer esta tonalidad. ¡Más simple imposible!