Las cámaras de los móviles ahora usan un gimbal integrado, ¿cómo funciona?

como funciona gimbal camara smartphone vivo x50 pro

En los últimos diez años, las cámaras de los móviles han evolucionado de una manera increíble. Si bien aún no superan a las cámaras profesionales, ya no son el hazmerreír de la industria fotográfica. Cada fabricante ha dado su aporte para llegar a este punto: Google y su solución de software (el modo noche) para mejorar la iluminación de las fotos o Huawei y su implementación de un super zoom periscópico en la cámara del P30 Pro, son buenos ejemplos de ello.

Este año, otra compañía ha presentado una innovadora tecnología de cámara para móviles que de seguro dará mucho de qué hablar en los próximos años. Hablamos del gimbal que incluye la cámara principal del Vivo X50 Pro y que promete una estabilización física de las escenas superior a la que brinda la actual tecnología de estabilización óptica de imagen (OIS). ¿Qué significa esto? Pues que con la nueva estabilización gimbal podrás tomar fotos y grabar vídeos mientras te mueves (al correr, bajar por las escaleras, etc.) sin que el resultado se vea borroso o movido.

Vivo, la primera empresa en usar este tipo de estabilización en un móvil, asegura que el sistema gimbal tiene un 300% de mejor rendimiento que la estabilización de imagen óptica actual. ¿Por qué? A continuación, te explicamos cómo funciona esta tecnología en los móviles para que lo descubras.

Así funciona un gimbal integrado en la cámara de un smartphone

vivo x50 pro camara

Primeramente, por si aún no lo sabes, empecemos hablando de qué es un gimbal. Si te gusta la fotografía o incluso los drones, de seguro ya sabrás de qué estamos hablando, ya que en estos dos sectores el gimbal se suele usar mucho. Pero si no tienes ni idea, un gimbal no es más que un sistema que permite que un objeto (puede ser una cámara o un smartphone) se mantenga estable en una posición fija, aunque lo muevas. Esto se logra contrarrestando los movimientos indeseados mediante un conjunto de sensores, como giroscopios, acelerómetros, etc.

En el Vivo X50 Pro el gimbal integrado funciona de esa misma manera. Este teléfono tiene el sistema gimbal en su sensor de cámara principal de 48 MP. Si nos vamos al interior de este sensor, encontramos una estructura que se conoce como “doble bola”, la cual permite que la lente que capta las imágenes pueda girar libremente dentro de la carcasa de la cámara. Y puede girar en tres dimensiones: izquierda-derecha, arriba-abajo y al frente y hacia atrás.

En la estructura de esta cámara, hay varios sensores que compensan los movimientos que haces con el móvil para mantener la lente de 48 MP fija en una posición. Por ejemplo, si te inclinas hacia adelante, los sensores lo notarán y harán que la lente gire de forma automática y suave hacia atrás para mantener la estabilidad de la toma. En las imágenes captadas, este movimiento instintivo de la lente no lo verás o se notará muy poco.

¿Qué elementos participan en el sistema gimbal integrado de un móvil?

Para que la lente se mueva siempre en dirección opuesta a las sacudidas, vibraciones o movimientos del móvil en tus manos, el gimbal integrado del Vivo X50 Pro usa un chip dedicado que capta las acciones y un motor estabilizador junto con imanes y bobinas que giran la lente para mantenerla estable en su posición original. A partir del minuto 1:30 de este vídeo puedes ver las partes físicas del gimbal del Vivo X50 Pro de las que hablamos aquí.

Por supuesto, esta es la solución de gimbal integrado al móvil que propone Vivo, la cual está repotenciada con las típicas tecnologías OIS y EIS. En los próximos años, seguramente otros fabricantes de smartphones se animarán a usar un gimbal integrado diferente, con otros sensores y configuraciones, pero con el mismo principio.

Los beneficios del gimbal integrado en los móviles van mucho más allá de la estabilización

Al principio explicamos que la principal ventaja de tener un gimbal integrado en la cámara del móvil es que puedes grabar o tomar fotos mientras te mueves, saltas o te tiembla la mano, y los resultados no se verán borrosos o movidos. Esto es de gran ayuda, sobre todo cuando se toman las fotos con zoom. Además, elimina la necesidad de tener que llevar contigo a todos lados un gimbal físico, lo cual no es muy práctico y puede resultar hasta tedioso. Sin embargo, la cosa no queda ahí.

Cuando tomas fotos en condiciones de poca luz, se requiere más estabilidad de la normal, pues el tiempo de exposición se incrementa (para captar la mayor cantidad de luz posible) y al final eso hace que cualquier pequeño movimiento quede plasmado en la fotografía. Pero con un sistema gimbal, ya no será necesario mantener el móvil estable con una precisión de cirujano para tomar buenas fotos a oscuras. De eso se encargará el gimbal.

Además, en general, la calidad de las fotografías mejorará, pues la gran estabilización del gimbal permitirá a las cámaras de los móviles obtener más información que los algoritmos podrán procesar y sacar el mayor provecho posible. Solo mira los dos vídeos de arriba y compara la calidad del Galaxy S20 Ultra sin gimbal integrado y del Vivo X50 Pro con gimbal integrado. En definitiva, mayor estabilidad es igual a mejores fotos y vídeos (aunque siempre considerando que la calidad fotográfica depende de muchos factores). De ahí a que la integración de un gimbal en las cámaras de los smartphones sea definitivamente el siguiente gran paso de la fotografía móvil.