La historia de la app para beber cerveza que generaba 20000 $ diarios

Como una simple app para beber cerveza hizo millonario a su creador

La vida nos ha enseñado a que a veces las ideas más simples pueden llegar a ser las más exitosas. Cuando en 2008 Steve Jobs fue entrevistado por The New York Times a pocos días del lanzamiento de la App Store, aseguró que la tienda estaría llena de aplicaciones sofisticadas con funciones innovadoras. Pero, de las 500 apps con las que la tienda llegó al mercado, la que logró el éxito fue una de las más simples de todas: iBeer.

iBeer es una aplicación que solo sirve para una cosa: convertir el móvil en un vaso de cerveza para simular que estás bebiendo. Pero esta primicia simple no impidió que la app fuera una de las que más ingresos generó en el debut de la App Store. Su creador logró ganar hasta 20000 dólares diarios, pero el éxito repentino también tiene sus contras. Acompáñanos a descubrir la historia de iBeer y de su creador.

iBeer: la app para beber cerveza que hizo millonario a su creador

iBeer la app para beber cerveza hizo millonario a su creador

En 2008, cuando Apple se encontraba en la búsqueda de desarrolladores para que crearan aplicaciones para su nueva tienda, los de Cupertino contactaron a un desarrollador llamado Steve Sheraton. Este se había hecho famoso en Internet por un vídeo subido a YouTube en 2007 donde convertía un teléfono en un vaso de cerveza.

El vídeo acumuló más de un millón de vistas (una cifra sorpréndete para aquella época) y una horda de fans que exigían esta aplicación en sus móviles. Esto convirtió a Sheraton (quien además es aficionado a la magia) en uno de los desarrolladores que Apple quería para explotar la tecnología innovadora del iPhone. Pero esta no sería la primera vez que este mago de la tecnología probara suerte con una app. Antes el desarrollador había logrado convertir la pantalla monocromática de un dispositivo en una taza de café.

Lee también:  Don Kamarón: el meme del anuncio del restaurante mexicano que "trollea" a los streamers

Antes de iBeer existió e-spresso

Antes de iBeer existio E-spresso

La idea de crear una aplicación de iPhone para beber cerveza nació mucho antes de que Apple lanzará su primer móvil al mercado. Diez años antes de crear iBeer, el desarrollador Steve Sheraton creó e-spresso. Esta era una aplicación que convertía al Palm Pilot en una taza de café como puedes ver en la imagen de arriba. Ahora bien, este dispositivo no tenía acelerómetro integrado, por lo que la app consistía en un video con el que el usuario debía sincronizarse para simular el movimiento del café.

Aunque para 1998 esta fue una app bastante innovadora, en realidad no logro tener éxito en su época. Diez años después del fracaso de su primera aplicación para beber, llegaría al mercado el primer iPhone. Este dispositivo no solo venía con una pantalla colorida, sino que además traía el acelerómetro. Este sensor haría posible poder simular el movimiento de la cerveza al inclinar el iPhone. Es así como Sheraton vio la oportunidad de recrear nuevamente su app original en este dispositivo de la marca de la manzana.

El nacimiento de iBeer ¿Por qué cerveza y no café?

La colorida pantalla del iPhone no es solo la razón por la que Steve Sheraton eligió una bebida colorida como la cerveza por sobre el café. En una reciente entrevista el creador de iBeer aceptó que durante la época en la que creó la aplicación estaba teniendo problemas de alcoholismo, de los que, afortunadamente, ya se encuentra recuperado.

Lee también:  ¿Por qué las personas cambian cada vez menos de móvil?

Su interés por la cerveza, sus habilidades de programación y la brillante pantalla del iPhone fue lo que motivó Sheraton a crear un vídeo con el que se podía simular beber cerveza con un iPhone. El gran recibimiento que tuvo este vídeo generó que el desarrollador pudiera vender el archivo por 2,99 $ a los usuarios de este móvil quienes podían descargarlo a través de iTunes.

Sheraton asegura que vendiendo este vídeo logró ganar hasta 2000 dólares diarios, lo cual rápidamente llamó la atención de los de Cupertino. Es así como cuando Apple lo contactó, el desarrollador ya tenía claro lo que iba a hacer: solo tenía que lograr sincronizar el vídeo de la cerveza con el acelerómetro del iPhone.

¿Cómo Steve Sheraton logró una cerveza tan realista en el iPhone?

7 mejores aplicaciones de Android

Las habilidades de Sheraton no solo se limitaban a virguerías de desarrollador. Este mago de la tecnología contaba con experiencia en cine y fotografía, por lo que ante la propuesta para crear una app oficial para la App Store, el desarrollador decidió crear la cerveza más realista posible.

Para hacerlo, Sheraton decidió cambiar las animaciones por vídeos reales de cerveza los cuales configuró en bucle creados a partir de secuencias de imágenes. Luego de tener los vídeos listos, lo siguiente fue programar estos archivos en bucle con el acelerómetro. Este sensor mide constantemente el ángulo del móvil con respecto al horizonte y logra que al inclinar el iPhone la cerveza se mueva sincrónicamente con el teléfono.

Lee también:  1900 usuarios de Signal están en peligro: se filtraron los números asociados a su cuenta

Del éxito de 20000 dólares diarios a crear apps para un nicho pequeño de usuarios

Una vez que la app estaba lista, Sheraton creó la empresa Hottrix y la lanzó en la App Store con el nombre «iBeer» a un precio de 2,99 $. En cuestión de meses la app se convirtió en una de las más descargadas de la tienda y en su primer año se mantuvo en el primer lugar en ventas. Esto le generó a su creador entre 10000 y 20000 dólares diarios, el cual no logró llevar bien el éxito de su app. Sheraton confiesa que durante esos años llegó a gastar cantidades exageradas de dinero en extravagancias y en su problema con el alcohol.

El éxito de iBeer duró poco. La salida de apps similares para beber cerveza con el iPhone y la llegada de aplicaciones a la App Store como Facebook, Skype y Fruit Ninja fueron más que suficientes para que iBeer perdiera popularidad y saliera de las listas de las más vendidas en la tienda en 2010. Sheraton declaró que por motivos de salud, decidió alejarse de la app y cedió los derechos de la misma.

Hoy en día, Sheraton vive con su familia en una granja en España donde afirma tener una vida más tranquila alejado de los problemas del alcohol. ¿Siguió haciendo apps? Pues sí, su pasión por la magia ha hecho que continúe desarrollando aplicaciones especialmente diseñadas para magos. Y, si te ha parecido interesante esta historia, aquí te dejamos las 7 apps que todo amante de la cerveza debe tener en su Android.

Fuente | MEL Magazine