Estos días Xiaomi está dando mucho que hablar  puesto que es la compañía que más está creciendo a nivel mundial, cosa entendible si tenemos en cuenta el producto que ofrecen y el precio establecido a sus dispositivos. Sin embargo, mucha gente no se acaba de decidir a adquirir un terminal de esta marca por miedo a tener problemas con su sistema operativo MIUI.

MIUI es un fork de Android, lo que viene siendo un Android modificado, eso sí, con ciertas peculiaridades, puesto que se han suprimido todas las aplicaciones de Google como Google Play y Google Maps, entre otras y añadido nuevas funciones.
Como a la hora de decidirse por algo, normalmente siempre vale más la experiencia personal que todo lo que leemos o escuchamos, vamos a explicar en este post como convertir tu Android a MIUI con y sin ROOT.

Con ROOTMIUI 5

Si tenemos el móvil rooteado y queremos probar a fondo MIUI, la mejor opción es introducir una ROM  de MIUI, aunque no todos los terminales tienen disponibilidad de ésta. La última versión es la 5.2.13 que ademásde tener una alta compatibilidad también tiene la opción de idioma español.

El proceso de instalación de esta ROM es como el de todas. Ponemos el modo Recovery en nuestro smartphone y flasheamos el archivo Zip de la ROM que corresponde, el dispositivo se configurará y se reiniciará ya funcionando con MIUI. Hay que fijarse y estar bien seguros de que la ROM que escogemos es la correspondiente a nuestro dispositivo.

En este enlace se pueden obtener todas las versiones que se han hecho de esta ROM

Sin ROOTMIUI express

Existe un launcher llamado MIUI V6 Express que transforma toda la interfaz de nuestro smartphone convirtiéndola en la que viene por defecto en los Xiaomi. Una vez descargada, para instalar el archivo APK debemos tener activada la opción “Instalar software de fuentes desconocidas” en nuestros ajustes del teléfono.

La aplicación vió la luz el verano pasado y ya cuenta con bastantes actualizaciones que corrigieron muchos errores. Lo mejor de probar MIUI de esta forma es que aunque no sea una experiencia tan pura como con la ROM oficial, es muy sencillo volver a nuestra interfaz normal de Android, sin necesidad de flasheos.

    COMENTARIOS