Todos los usuarios de smartphone vivimos con el miedo a que se nos caiga al suelo y la pantalla se haga añicos, y es que es la principal causa de “avería” en los teléfonos móviles a día de hoy, puesto que las pantallas son cada vez más grandes y más sensibles, lo que nos obliga a llevar una funda de protección para que nuestro teléfono pueda sobrevivir a una caída y evitar disgustos.

En un futuro quizás no muy lejano, probablemente el romper la pantalla no sea nuestra mayor preocupación, puesto que unos investigadores británicos han conseguido crear un material que se repara solo y que puede ser utilizado en las pantallas de los móviles, de este modo nos olvidaremos de los rayones y sobre todo de las roturas.

Este nuevo material ha sido creado por la universidad inglesa de Bristol y ha sido presentado el pasado mes de junio en Londres. Este material está destinado en un principio a formar parte de las alas de los aviones, y está compuesto por una serie de químicos en los que predomina el carbono, que es capaz de reparar grietas nada más aparezcan. Esto se consigue debido a que cuando el material se rompe, se descomponen millones de microesferas en la zona de la rotura, pasando a estado líquido, por lo que repara los desperfectos y luego se endurece volviendo al estado inicial, quedando la pantalla como si no hubiera ocurrido nada.pantalla movil que se arregla sola1

Inspirado en las plaquetas

Según a declarado uno de los líderes de este proyecto, Chris Wass, este sistema ha sido desarrollado inspirándose en el cuerpo humano, y es que en vez de crear un material utrarresistente (para el cuál se necesitaría de un gran grosor), han decidido inspirarse en la regeneración de tejidos con la que contamos los seres vivos, así que podemos comparar a estas microesferas reparadoras con las plaquetas que tiene nuestra sangre y se encargan de cerrar heridas.

De momento el material funciona y podríamos verlo en algún teléfono de aquí a 5 años, sin embargo todavía queda mucho trabajo por hacer, puesto que antes de comenzar la producción de pantallas de este material en serie, es necesario comprobar que las otras propiedades no se ven afectadas. De todos modos, otras grandes compañías ya están trabajando para utilizar este material en otros usos, como por ejemplo en pintura para coches, turbinas de viento, laca de uñas, etc.

Vía | ABC

    COMENTARIOS