Los selfies matan a más personas por año que los tiburones

Nos hemos quedado con la misma cara que tú al leer este titular, pero para nuestra desgracia es verdad al menos durante este año 2015. Y es que los selfies matan a más personas por año que los tiburones, un titular que pone los pelos de punta si tenemos en cuenta los usuarios que perdieron la vida por intentar sacarse un selfie en condiciones peligrosas:

Los selfies matan a más personas por año que los tiburones

Debería darnos más miedo tomarnos un selfie que los propios tiburones, puesto que aunque creamos que son inofensivos podrían hacer que perdiésemos la vida en muchas ocasiones. Y es que así nos lo contaban los chicos de Android Authority, que efectivamente murieron más personas a costa de selfies que de ataque de tiburones, lo cuál suena espeluznante.

Si analizamos el 2015, vemos que hasta la fecha hemos tenido 12 muertes debido a un selfie y 8 muertes causadas por tiburones, por lo que de salida es más peligroso tomarse una auto-foto. Aunque sí es cierto que la probabilidad de morir con un selfie es infinitamente más baja, ya que nos hacemos muchísimos selfies al año, muchas más veces que las que vemos un tiburón.

Si analizamos los casos, sin ir más lejos nos encontramos un japonés de 66 años que se cayó por las escaleras al intentar tomarse un selfie, lo que provocó que perdiera la consciencia y muriese. Pero tampoco olvidemos la historia de una chica de 21 años, que se intentó sacar un selfie con un arma y se disparó la cabeza por accidente, pero sobrevivió.

Y un caso cercano, es un hombre español que se intentó tomar un selfie durante los encierros y no tuvo tanta suerte como para salir con vida de esa situación. Y muchas trágicas historias más, hasta llegar a las 12, una cifra escalofriante.

Nunca te saques un selfie peligroso

En fin. La moraleja de todo esto es evitar sacarnos selfies peligrosos, solo en lugares seguros donde veamos que no nos vamos a caer ni nos va a pasar nada. Lo mismo con los objetos que manejemos, ser un poco responsables y no jugar con juego.

    COMENTARIOS