samsung-exynos

El Samsung Galaxy S7 y Samsung Galaxy S7 Edge han incluido, en su interior, uno de los mejores procesadores actuales, el Samsung Exynos 8890. El procesador de Samsung, además de eficiente, ha demostrado que puede competir de tú a tú con el Qualcomm Snapdragon 820, en teoría el procesador más potente hasta ese entonces.

Ahora, Samsung, debe crear un sustituto para el Exynos 8890 y con el lanzamiento del procesador del iPhone 7 Apple ha complicado las cosas para los fabricantes de Android, deben crear un procesador más potente que el del iPhone y lo cierto es que habrá que pegar otra vuelta de tuerca. El Samsung Exynos 8895 parece que tiene todas las papeletas para ser su sucesor y lo cierto es que todo parece indicar que será un gran procesador.

exynos-8895

Exynos 8895: 10nm y 3 GHz de velocidad ¡impresionante!

De acuerdo con los reportes de India, lugar en el que ha aparecido este procesador, el nuevo Exynos 8895 parece que va a ser un procesador impresionante y lo cierto es que el nombre en código es Kanchen.

El Exynos 8895 no solo va a ser impresionante porque ellos lo dicen sino que su velocidad de reloj se elevará hasta los 3 GHz. El procesador será capaz de mover las imágenes hasta un 70% más rápido que antes.

El Exynos 8895 será más rápido y eficiente, mucho más

El Samsung Galaxy S8 parece que podría centrar sus mejoras en la fotografía y es que Apple ha creado una gran cámara pero Samsung debe tomar el relevo en cuanto se produzca el lanzamiento. A su vez el Exynos 8895 no solo será más rápido y potente, también será más eficiente que los anteriores con un TDP de solo 5W. Todo apunta a que montará una nueva GPU Mali G-71 con una nueva arquitectura.

El Exynos 8895 parece ser que ya se ha paseado por Geekbench, el clásico benchmark en donde se filtran todos los procesadores y ha arrojado unos resultados de 2301 para la prueba de single-core y un resultado de 7019 en la prueba para el multi-core (el procesador del iPhone 7 y el actual Exynos 8890 han arrojado un resultado de 5495 por lo que este sería, con diferencia, superior en la capacidad multi-core). Parece que esta vez las cosas se van a poner negras para todas las empresas con las que Samsung compita y es que después del lío por el Samsung Galaxy Note 7 la empresa debe recuperar su reputación con una jugada maestra.

    COMENTARIOS