Wiko Watch

Wiko ha aprovechado el marco del MWC de 2015 para lanzar al mercado su smartwatch, el Wiko Watch. Ahora bien, si le echamos un vistazo a las imágenes del nuevo Wiko Watch nos damos cuenta de que Wiko ha presentado un nuevo reloj pero es muy diferente a los que hemos visto hasta la fecha.

Durante el MWC hemos visto propuestas de diferentes tipos: El LG Watch Urbane con LTE, un smartwatch bastante potente que nos permite llamar pero que no incorpora Android Wear; el Alcatel OneTouch Watch, un reloj sin Android Wear a un precio competente y unas prestaciones similares a las de cualquier smartwatch o incluso el Huawei Watch, la entrada en este campo de la compañía china con uno de los relojes más cuidados que hemos visto hasta la fecha. Ahora bien, ¿qué le pasa al Wiko Watch que no incorpora una pantalla táctil y en su interior nos encontramos con que tampoco hay sistema operativo de ningún tipo?

¿Para qué sirve el Wiko Watch?

Este reloj cuenta con tres botones táctiles que nos permiten controlar sus funciones. No es que sean muchas pero su sistema de LEDs te permitirá reconocer las notificaciones que te han llegado al móvil y las metas que pongas para el apartado deportivo.

El reloj puede medir tu actividad del sueño y la cantidad de pasos recorridos, además de ajustar la hora según el país en el que estés. Ahora bien, con tanta reducción de funcionalidades hemos ganado en autonomía (hasta 4 años de funcionamiento y 6 meses midiendo tu actividad).

El Wiko Watch se podrá conectar a un móvil Android o un iPhone gracias a una aplicación que será lanzada en el momento de su lanzamiento. Este producto llegará al mercado en tres colores (rojo, negro y azul turquesa), lo hará en junio y su precio oscilará entre los 100 y 150 euros. El Wiko Watch es un smartwatch entre comillas, pues cuenta con funciones de cuantificación y muestra la hora, poco más de lo que hacen muchos de los cuantificadores del mercado.

    COMENTARIOS