¿Por qué es casi imposible que te roben si usas Google Pay en tu móvil?

Robos en Google Pay

Robos hay en todos lados y de todo tipo. Y mientras la tecnología evoluciona, también lo hacen los ladrones. Sin embargo, es muy difícil que te roben si usas Google Pay en tu móvil. ¡El sistema de pagos es más seguro de lo que imaginas!

Mucha gente cree que pagar con su móvil Android puede ser más peligroso que hacerlo con la tarjeta y en este artículo te vamos a explicar por qué esto no es cierto.

¿Qué tan difícil es que te roben con Google Pay?

gpay robos

Desde hace meses se ha hablado sobre supuestos robos con un TPV (terminal de punto de venta) portátil o datáfono. Sin embargo, los TPV tienen un temporizador que después de 30 o 40 segundos reinicia la transacción.

Es decir, si alguien quisiera robarte con un TPV portátil tendría que hacerlo durante ese lapso de tiempo y a dos o tres centímetros de distancia. Estos dispositivos suenan cuando se hacen pagos, así que probablemente te darías cuenta si alguien tiene uno cerca de ti.

El NFC tiene protecciones de seguridad, para evitar robos

Por otro lado, para que el robo se lleve a cabo el ladrón debería tener la suerte de que la víctima no haya alcanzado el límite de pagos a través de NFC. Además, el sistema de pago sin contacto también tiene un mecanismo de seguridad que bloquea las tarjetas y pide el PIN al detectar movimientos sospechosos.

También es necesario destacar que cada TPV está asociado a una cuenta bancaria, y por ello a una persona física o jurídica. Es decir, cualquier movimiento queda registrado en la entidad bancaria por lo que sería muy fácil encontrar al ladrón y que el banco pueda reembolsar el dinero robado.

Es fácil identificar a los ladrones y revertir las transacciones

Los terminales de punto de venta que funcionan con redes móviles usan una SIM con la que se puede identificar al ladrón. En pocas palabras, el robo no es imposible, pero si es muy difícil de llevar a cabo y sumamente fácil de ubicar al autor. Eso sí, la policía no tiene constancia de denuncias para este tipo de robos.

Lo que sí es fácil es clonar el NFC

Evo Banco y Monese ya son compatibles con Google Pay

Ojo, lo que sí se puede hacer es usar un escáner RFID para clonar la señal NFC de una tarjeta y reproducirla más tarde a través de una aplicación móvil en cualquier lugar del mundo. Sin duda alguna, esto es una vulnerabilidad que el equipo de Google debería tomar en cuenta.

Evitar esto es muy fácil

Lo bueno, es que Google Pay no funciona con el móvil bloqueado en la mayoría de móviles y eso hace que sea prácticamente imposible que te clonen la señal del NFC si no estás usando el móvil. Además, si desactivas la función NFC siempre que no vayas a pagar, harás imposible que esto suceda.

Lamentablemente, puede que alguien tenga la mala suerte de ser víctima de un robo en Google Pay. Sin embargo, a la mayoría de los usuarios nunca les pasará nada. En pocas palabras, puedes usar Google Pay tranquilamente sin preocuparte por ser víctima de algún robo. ¡Aprovecha esta pasarela de pagos tan segura, rápida y poderosa!