Hace unas semanas que Black Shark lanzó su móvil para gamers en Europa. Para el que no lo conozca, es uno de esos móviles potentes, pensado para los usuarios más exigentes. El Black Shark es perfecto para los que quieren jugar durante horas sin que el rendimiento del terminal se vea afectado o que este sufra por temperatura.

Para evitar esto, el smartphone equipa un revolucionario sistema de refrigeración líquida en el interior que ayuda a mantener la temperatura. Pero ese no es el único detalle. Este móvil cuenta con una conectividad excelente y un gamepad dedicado que nos ayuda a tener el control del juego. ¿Quieres saber más sobre él? Lo hemos probado durante más de un mes y aquí te contamos lo que nos ha parecido.

Black Shark, un pelín más grande que los móviles de diseño pero con razones de peso

Análisis Black Shark

A veces los móviles son más grandes sin más, pero no es el caso. Gracias a un poco más de tamaño (aunque se controla bastante bien con unos marcos reducidos), podemos encontrar un sensor de huellas en la parte frontal (que funciona perfecto), una conectividad de lujo (que ya os explicaremos más abajo) y un rendimiento excelente, a pesar de que juguemos durante horas sin parar. A pesar de ser algo más pesado y grueso que los móviles del sector, encontramos algunas ventajas. Pues los móviles todo pantalla hacen que pulsemos los bordes de la misma mientras jugamos, cosa que no pasa en este.

También encontramos un logo RGB en la parte posterior muy cuidado, lo cual le da personalidad propia. Te sorprenderá la animación del LED en la parte posterior cuando entra en modo juego, es un factor muy exclusivo.

Especificaciones del Black Shark

En el interior encontramos un hardware de gama alta:

  • Pantalla de 5,99 pulgadas Full HD+, con relación de aspecto 18:9 y brillo de 550 nits.
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 845. Su gráfica, la Adreno 630, nos permite disfrutar al máximo de cualquier juego para móviles.
  • Desde 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento.
  • Batería de 4000 mAh con Quick Charge 3.0, perfecta para jugar durante más de 5 horas sin parar (a cualquier juego exigente).

En cuanto a conectividad no te preocupes, tienes WiFi AC de doble banda, Bluetooth 5.0, GPS, conectividad 4G 100% compatible, etc.

El Black Shark está pensado para jugar, no hay dudas

Gamepad del Black Shark

Ya sabemos que no todo el mundo usa el móvil para jugar durante horas y horas, pero es un sector que va en aumento y que necesita algo diferente a los móviles convencionales que te queman en la mano cuando llevas 15 minutos de juego.

El Black Shark no se calienta ni cuando lo cargas, aunque te pongas a jugar. Gracias a la carga rápida esta se completa en poco tiempo. Da igual las horas que lo estés usando, pues el móvil seguirá frío en todo momento gracias a su refrigeración interior.

Lo que no nos ha gustado es que no tiene la carga más rápida en el cargador que trae en la caja. Podrían haber ahorrado costes en cualquier otro detalle, este lo consideremos importante. Para sacarle el máximo partido en este sentido necesitaremos comprar un cargador extra (aunque cuesta poco, es lo bueno que sacamos de esto).

Conectividad perfecta, en todas las situaciones

Parte trasera del Black Shark

Otra de las cosas que más nos ha gustado es que la señal, tanto del 4G como del WiFi, es muy buena. No es como los otros móviles. Donde un móvil ya ha perdido la señal del WiFi, este todavía tiene dos rallas. También con el 4G, gozando de una antena perfecta (la vemos en forma de X en la parte trasera). Esto nos dará una muy buena cobertura allá a donde vayamos. Recibe WiFi como un portátil de gama alta, no como un teléfono.

La razón está clara, pues los gamers necesitan la mejor conexión para evitar retardos en la conexión o una latencia alta. Pues en los juegos online este factor es decisivo para ganar.

Su gamepad es útil y cómodo de transportar

Otra de las cosas por las que el móvil destaca para jugar es por su gamepad. Este nos ha sorprendido mucho, equiparando la calidad del joystick a un mando de consola. Eso sí, los gatillos no están al mismo nivel de calidad que los de un mando profesional aunque funcionan bien.

Algunos pensarán que es un problema que haya juegos no compatibles. Sin embargo, con la app Octopus se pueden configurar todos los que no lo sean para ser jugados con el propio mando del Black Shark. Es una gozada dispone de un mando tan preciso en un smartphone.

Es muy cómodo de transportar, y bastante pequeño. El único problema es que para ponérselo hay que llevar el bumper. No nos ha gustado mucho la calidad del mismo, ya que además dificulta usar los botones laterales. Podrían haber inventado un sistema para acoplarlo sin el bumper, eso lo haría más útil.

¿Cómo es la experiencia del teléfono en el día a día?

Algunos se preguntarán, lo de jugar está muy bien pero… ¿qué hay del teléfono? Pues bien, se trata de un móvil con el mejor hardware por lo que el rendimiento está asegurado. Además de eso, goza de una personalización de Android cercana a Android nativo y eso hace que se mueva especialmente rápido. Sin problemas con ningún juego ni app, es de lo más rápido que encontramos en la actualidad.

También nos ha gustado su modo juego que optimiza el teléfono y elimina distracciones para jugar durante horas. Se puede activar con un botón. Su pantalla, por otra parte, se ve realmente bien. Tiene un brillo impresionante, pues con el brillo a la mitad da la sensación de ser superior a muchas otras con un nivel del 80%. En cuanto a sonido tampoco hay pegas, es de calidad y bastante alto. La experiencia multimedia es de las mejores que hemos podido ver en un móvil Android.

La cámara es aceptable. Sin embargo, no es de las mejores del mercado, puesto que no destaca en absoluto. Es correcta y buena incluso para hacer fotos de vacaciones, pero si buscas una cámara del top 10, esta no es la tuya. Tampoco esperes una cámara cutre, para nada. Va bien gracias a su doble lente de 20 MP + 12 MP y su cámara para selfies de 20 MP.

¿Vale la pena el Black Shark?

Unboxing Black Shark

Desde luego. Si estás buscando un móvil para jugar que esté disponible oficialmente en Europa, este es uno de los mejores. Es el mejor móvil para gamers después del Razer Phone 2, pero este cuesta 400 euros más y no hay razones de peso para optar por él antes que por el Black Shark.

Ahora mismo, en la promoción especial de Navidad, puedes conseguir el tuyo por 100€ menos con el joystick incluido. En la web oficial de la marca, con envío rápido, garantía de 2 años y soporte de la marca. ¡Nada de trucos! ¿Será tu regalo estas Navidades?

 

Compartir