Todos los móviles deberán usar USB-C para finales de 2024 en Europa, el nuevo objetivo es la carga inalámbrica

union europea oficializa usb-c conector todos moviles 2024

Desde 2014, el Parlamento Europeo viene discutiendo un reglamento que obligue a que todos los smartphones tengan conector USB-C. En 2020 esta propuesta fue todavía más allá al abarcar a más de 30 dispositivos electrónicos diferentes en la búsqueda del conector universal dentro del espacio de la Unión Europea.

A comienzos de año, el Parlamento Europeo llegó a un acuerdo provisional para hacer obligatorio el USB-C en todos los móviles a partir de 2024 (iPhones incluidos). Sin embargo, este nuevo reglamento deja de ser provisional hoy (4 de octubre) para convertirse en una legislación oficial: todos los smartphones deben tener USB-C en Europa, sin excepciones, así como otros dispositivos.

USB-C para todos los móviles, tablets y cámaras en 2024, y en todos los portátiles para 2026

todos los moviles y dispositivos electronicos deberan usar usb c europa 2024

La nueva ley obligará a que todos los fabricantes que vendan sus dispositivos dentro del Espacio Económico Europeo (EEE) utilicen el conector USB-C. Para finales de 2024, todos los smartphones nuevos en el mercado tendrán que usar este conector, así como las tablets y cámaras.

Un caso similar sucederá con los portátiles, que también tendrán que llevar USB-C como puerto de carga. No obstante, en este caso la reglamentación obligatoria comenzará a aplicarse desde primavera de 2026.

El comunicado de prensa del Parlamento Europeo también hace mención a otros dispositivos. Específicamente, señala que todos los dispositivos capaces de cargarse deberán adoptar el estándar USB-C para venderse en Europa. Esto incluiría consolas portátiles, auriculares inalámbricos, altavoces portátiles, lectores de libros electrónicos, teclados inalámbricos, ratones, dispositivos GPS y más.

Lee también:  ¿Se te ha dañado el cable del cargador? Los mejores cables USB-C están aquí

Otro dato importante reseñado en el comunicado tiene que ver con la carga rápida de los dispositivos electrónicos. El documento apunta que «todos los dispositivos que admiten carga rápida ahora tendrán la misma velocidad de carga».

De buenas a primeras, dicha afirmación hace pensar que la UE limitará la velocidad de carga de los móviles, pero es solo una imprecisión de redacción. Al consultar el reglamento, queda claro lo que realmente sucederá: pueden utilizarse sistemas de carga más potentes, pero si un dispositivo se carga a más de 15 W, deberá tener compatibilidad con el protocolo USB-PD.

El siguiente paso es la estandarización de la carga inalámbrica

Union Europea quiere estandarizar carga inalambrica

Ahora que la Unión Europea alcanzó un acuerdo para estandarizar la carga por cable alrededor del conector USB-C, es momento de pensar en otros asuntos. El Parlamento Europeo no descansa y su próximo objetivo alrededor de los dispositivos electrónicos está en la carga inalámbrica.

La legislación recién aprobada establece que la carga inalámbrica deberá estar armonizada alrededor de un estándar común para finales de 2024. El documento no establece los parámetros a seguir, pues esta nueva meta apenas comienza a discutirse.

Sin embargo, es un primer paso para alertar a los fabricantes y que estos no inviertan en tecnologías exclusivas y patentadas que luego no podrán emplear en Europa. Todavía no se ha definido el estándar de carga inalámbrica que deberá usarse en todos los dispositivos. No obstante, es muy probable que se utilice el estándar Qi para esto, pues es el más extendido.

Lee también:  MediaTek Dimensity 9200: el nuevo chip de gama alta que rompe todos los esquemas

Finalmente, vale la pena cerrar este artículo con otra noticia relacionada con este nuevo reglamento: a partir de 2024, la legislación permitirá a los consumidores de la UE elegir si desean que su nuevo móvil venga con o sin cargador. La decisión no quedará en manos del fabricante, sino de los usuarios finales. Aparte, los dispositivos tendrán que venderse con una etiqueta que detalle sus características de carga. ¿El objetivo? Que los usuarios determinen si tienen algún cargador compatible en casa y así optar por no adquirir uno nuevo.