LG no ha confirmado que el LG G7 venga con Snapdragon 835

Procesador LG G7

Esta mañana al levantarme pensé que LG había cometido otro error de nuevo. Si LG quiere salir del pozo en el que se ha metido el sucesor del LG G6 debe hacer las cosas muy bien. Estas son las cosas que necesita el flagship de LG en 2018 para triunfar.

Ahora bien, todos los medios están afirmando que el LG G7 (o como se llame el sucesor del LG G6, ya que es posible que cambie de nombre), montará el Snapdragon 835 y, aunque es posible, no es cierto. Es decir, es posible que LG vaya a montar un procesador de 2017 en el interior de su próximo flagship pero los rumores de esta vez se basan en una evidencia falsa.

LG G7 Quick Charge 4

¿Cuál es la prueba de que el G7 montará un Snapdragon 835?

LG ha cometido un error añadiendo el futuro LG G7 a su web y hablando de sus métodos de carga. LG aclaraba que el LG G6 soportaba Quick Charge 3.0 y el LG G7 soportaría Quick Charge 4.0, pero no se hablaba de 4.0+.

El Snapdragon 845 soporta carga rápida Quick Charge 4.0+ pero también es soportada por el Snapdragon 835 por lo que esta evidencia queda más que descartada. Podrían añadir esta tecnología en cualquiera de los dos procesadores.

Que un procesador soporte una tecnología no tiene que ver con lo que haga el fabricante

El claro ejemplo de esto lo tenemos en Samsung que a pesar de que el Snapdragon 835 soportaba Quick Charge 4.0 solo ofrecía soporte para Quick Charge 2.0 en sus teléfonos o la carga rápida propia de Samsung.

Lee también:  Oficial: LG deja de vender teléfonos móviles. ¿Qué pasará con mi teléfono LG?

La gente está muy verde en este sentido y es posible que muchos móviles que salgan con el Snapdragon 845 no soporten Quick Charge 4.0+. El no hacerlo es un error por parte de muchos fabricantes pero la mayoría no lo hacen y eso ha sido así durante los últimos años.

El Snapdragon 835 sería un gran error, a menos que bajen el precio de verdad

Este año, entre el Snapdragon 835 y el Snapdragon 845 no hay tanta diferencia como el año pasado entre el 821 y el 835. Esta vez comparten arquitectura y de hecho las novedades del 845 no son tan grandes al no dar el salto a los 7 nm.

Es posible que LG opte por montar un 835 pero a menos que baje el precio, bastante con respecto a sus competidores, es posible que los beneficios de LG sigan aumentando pero no por su división móvil sino por la cantidad de personas que se compran sus televisores OLED de gama alta.