Google limita la tasa de refresco de la pantalla del Pixel 6a, pero… ¿por qué?

La pantalla del Google Pixel 6a puede funcionar a 90 Hz pero no lo hace

La esperadísima versión económica del Google Pixel 6 ha sido un gran acierto por parte de los de Mountain View. El Google Pixel 6a llegó con la mayoría de las características que ofrece el flagship de la gran G y por casi 150 € euros menos. Si bien trae una pantalla un poco más pequeña, esta también es de tipo AMOLED y la principal diferencia se encuentra en la tasa de refresco.

Técnicamente, la pantalla de Google Pixel 6a es de 6,1 pulgadas y solo admite una tasa de refresco máxima de 60 Hz. Por su parte, el Pixel 6 viene con un panel de 6,4 pulgadas y eleva la tasa de actualización a 90 Hz. Pero… ¿Y si te dijéramos que la pantalla del Pixel 6a también puede alcanzar esa velocidad de refresco? Pues un desarrollador ha descubierto que Google ha limitado el panel de este móvil a propósito.

La pantalla del Google Pixel 6a puede funcionar a 90 Hz, pero no lo hace

Pixel 6a ofrecerá pantalla tasa de refresco 90 Hz

El desarrollador @TheLunarixus ha publicado un tweet en el que revela un descubrimiento importante acerca de los Pixel 6a. Pues bien, Nathan ha revisado las especificaciones técnicas del panel AMOLED fabricado por Samsung que usa este móvil de Google, en las que se detalla que el mismo tiene la capacidad de ofrecer una tasa de refresco de 90 Hz. Esto contrasta con los 60 Hz máximos de velocidad de actualización que, según los de Mountain View, ofrece su móvil.

Hasta ahora, Google no se ha pronunciado oficialmente sobre por qué limita la tasa de refresco del Pixel 6a a 60 Hz cuándo técnicamente puede ofrecer hasta 90 Hz. Ahora bien, existe una teoría que puede explicar esta decisión técnica que han tomado los de Mountain View.

Lee también:  ¿Tienes un OPPO Find X5 o Find X5 Pro? Ya puedes actualizar a Android 13 con ColorOS 13

Recordemos que el Pixel 5a llegó con una batería de 4680 mAh, mientras que el nuevo Pixel 6a tiene solo 4410 mAh. Pues bien, la tasa de refresco de 90 Hz es mucho más demandante a nivel energético que los 60 Hz. De esta manera, es probable que al tener una batería reducida en mAh se haya tenido que limitar la velocidad de actualización de la pantalla en pro de la autonomía.

Y tú… ¿Qué opinas de esta decisión de Google?