¿Pasarías días encerrado sin tecnología? Estas personas no pasaron la prueba

Reality show

Los reality shows abundan en las cadenas de TV. Cada uno mantiene una idea y esencia que lo hace especial entre tantas otras opciones. Los productores de cada programa hacen su trabajo para ofrecer emisiones de calidad y bastante interesantes. Aunque con el reality del que te vamos a hablar, parece ser que a estas personas se les ha ido la mano.

Estar separado de los móviles y los equipos electrónicos es sumamente difícil en esta era tecnológica. Esto lo aseveran los participantes de un reality show realizado en Reino Unido y transmitido por la cadena Channel 5. Nombrado como In Solitary: The Anti-Social Experiment, (En Solitario: El Experimento Anti-Social), se trata de un programa que reúne a un grupo de personas de diferentes edades en un almacén en Belfast, Irlanda del Norte. Esta localidad sirve de escenario para ubicar a los concursantes en cuartos donde cuentan con lo básico, aunque prescinden de algo de suma importancia en la actualidad: equipos tecnológicos.

La prueba: 5 días sin ningún aparato electrónico

In Solitary reality show

Apodado como un experimento social, este programa recibió a unos cuantos voluntarios: una estudiante de enfermería, un adicto a las redes sociales, una divorciada y también a un experimentado al haber participado en otros eventos. En esencia, el objetivo era pasar 5 días encerrados con cosas básicas para sobrevivir, exceptuando dispositivos electrónicos (solo una cámara personal, que se utilizaría para grabarse en primera persona). Antes de entrar, esta tarea parecía un juego de niños, pero los resultados han dejado a más de uno boquiabierto.

El reality show era supervisado bajo la atención de Pauline Rennie-Peyton y otros especialistas en psicología. Estos profesionales fueron los encargados de estudiar cada acción de los participantes. En concreto, para ninguno de los concursantes fue fácil estar encerrado. En primer lugar, la enfermera, Charmayne, no aguantó más de 4 horas y tuvo que abandonar el programa. La participante alegaba: “No es fácil estar encerrada durante horas cuando tu familia ha estado siempre contigo”. A continuación verás un vídeo con las reacciones de esta concursante.

Más experiencias

Participante In Solitary

Por otra parte, George Lamb (el experimentado), también fue víctima del experimento, pues tan solo estuvo dentro de la habitación por poco más de 20 horas. “El tiempo encerrado fue un castigo para mí”, alegó el participante. Además, indicaba que nunca se sintió cómodo al estar dentro de las paredes de la habitación. Igualmente sucedió con Sarah, una de las concursantes, que tuvo que alejarse del programa por razones médicas.

Como ves, para ningún participante la cosa estuvo sencilla. Con este experimento que ha sido criticado por la forma en que está diseñado, se puede validar que muchas personas no pueden vivir sin el uso de equipos electrónicos. Es impresionante ver como nos ha cambiado la vida el móvil, y todo parece indicar que la obsesión por los dispositivos electrónicos no va a parar. Al igual que este experimento, debes ver estos proyectos que apoya Samsung.

¿Participarías en un concurso como este? ¿Qué opinas acerca de este experimento?

Compartir