Google exige términos de suscripción mucho más claros a las apps

Google obliga a los desarrolladores de apps a ser mas claros con las suscripciones

¿Te ha pasado que descargas una app y no sabes si realmente vale la pena suscribirte a ella? Pues Google parece haber escuchado nuestras quejas, porque desde hace un par de meses se encuentran trabajando en ello. Sí, ahora Google obliga a los desarrolladores de apps a ser más claros con las suscripciones. ¿De qué va todo esto? Te lo explicamos a continuación.

Y es que pasa mucho que al descargar una app, inmediatamente esta te pide que te suscribas aunque no te expliquen cuáles sean los beneficios de esto, diferencias entre la versión gratuita y de pago, etc. Todo esto genera que los usuarios sientan desconfianza hacia las apps y es lo que Google busca mejorar.

¿Por qué Google está obligando a los desarrolladores a realizar estos cambios?

Por que Google esta obligando a los desarrolladores a realizar estos cambios

Google está introduciendo una serie de cambios para que los desarrolladores continúen trabajando en sus proyectos y se aseguren de que el usuario comprenda claramente los términos del servicio de suscripción antes de registrarse.

En principio son dos grandes cambios que Google planea hacer en sus políticas. La primera es sobre el acceso a la ubicación del usuario y la segunda es tener mayor claridad en las ofertas de suscripción de las apps.

Google había anunciado en febrero que revisarían detalladamente si las aplicaciones realmente necesitan y se benefician de saber la ubicación de sus usuarios. Pues esa revisión continúa, ya que han extendido el plazo hasta agosto de 2020 para que esta nueva normativa se cumpla (las aplicaciones ya existentes tendrán hasta noviembre de este año).

El segundo tema es mucho más relevante y complicado, pues Google obligará a que los desarrolladores de las aplicaciones sean extremadamente claros en sus términos de suscripción.

Google le exige a las aplicaciones informar al usuario sobre:

  • Si se requiere una suscripción para usar toda o solo una parte de la aplicación.
  • En caso de que no se requiera una suscripción, los usuarios deberían poder descartar fácilmente la oferta de suscripción de la aplicación.
  • El precio de la suscripción de la aplicación.
  • La frecuencia del ciclo de facturación de la aplicación (cada cuánto debe pagar).

En caso de que la app tenga pruebas gratuitas y ofertas iniciales, los desarrolladores deben informar al usuario sobre:

  • La duración.
  • Los precios.
  • Lo que se incluye con la prueba gratuita o la oferta inicial.
  • Cuándo una prueba gratuita se termina y pasa a ser una suscripción de pago.
  • Cómo la puede cancelar un usuario si no desea pagar la suscripción.

Sin embargo, Google no solo está exigiendo todo esto a las aplicaciones, sino que también está realizando una serie de mejoras a la Play Store:

  • Cambios en el carrito de pago para aumentar la transparencia y mejorar la experiencia del usuario.
  • Enviar un recordatorio por correo electrónico a las personas antes de que finalice su prueba gratuita.
  • Se les enviará un correo electrónico a todos los usuarios suscritos a planes de 3 meses, 6 meses o anuales como recordatorio de su próximo pago de renovación.
  • Notificar a los usuarios activos que si desean desinstalar la aplicación a la que están suscritos, esto no cancelará automáticamente el servicio.

Estos son los cambios que Google está realizando para mejorar la experiencia del usuario y que estos no lleguen a ser timados o engañados por una aplicación. ¿Qué te ha parecido está decisión que ha tomado Google? Tu opinión nos importa, háznosla saber en los comentarios.

Fuente | Fone Arena