Qualcomm ya trabaja en el Snapdragon 855, pero no lo fabricará Samsung

Proximo Snapdragon 855

Durante las últimas semanas se ha hablado mucho de que el nuevo chip de Qualcomm, el Snapdragon 845, será el encargado de alimentar la primera partida de Samsung Galaxy S9 y Galaxy S9 Plus de 2018. Ahora bien, el Snapdragon 845 todavía usará el proceso de fabricación 10 nm FinFET pero Qualcomm ya trabaja en su sustituto.

Un conocido leakster, Roland Quandt, ha comentado en su perfil de Twitter que Qualcomm ya trabaja en el nuevo Snapdragon 855 y que este se pasará a los 7 nm para conquistar los teléfonos en 2019.

Rumores Snapdragon 855

¿Cómo será el nuevo Snapdragon 855?

Como siempre, en cuanto a las filtraciones, no podemos afirmar que sea una filtración 100% verídica pero sí que es cierto que es bastante coherente y que podría ser cierta.

Un ingeniero de software, llamado George Fang, parece estar desarrollando el controlador del kernel de Linux para los próximos Snapdragon 845 y Snapdragon 855. El Snapdragon 845 tiene el nombre en clave Napali v2.0 mientras que el Snapdragon 855 sería un procesador más nuevo con nombre en clave Hana v1.0.

Samsung no será el encargado de fabricar el Snapdragon 855

Muchos sabrán que Samsung es la compañía que ha fabricado el Snapdragon 835 y también el actual Snapdragon 845 pero es posible que, para el Snapdragon 855, sea TSMC la encargada de crear estos procesadores en masa.

Este nuevo cambio podría romper lazos entre ambas compañías y evitar que sea Samsung la que monte la primera horneada de nuevos Snapdragon en sus teléfonos más nuevos.

Snapdragon 845

El Snapdragon 855, por otra parte, vendrá con mejoras muy potentes con respecto al Snapdragon 845. Este nuevo Snapdragon 855 será un 30 o 40% más potente que el Snapdragon 845 y además ofrecerá un mejor procesamiento para la Inteligencia Artificial y una mejor eficiencia energética gracias al proceso de 7 nm.

La era de las huellas dactilares bajo la pantalla

Además de eso, en las filtraciones, se especula que el SD 855 podría implantar definitivamente los escáneres de huellas dactilares bajo la pantalla aunque, hay que recordar, que el Snapdragon 845 ya viene pensado para ello. Solo hay que ver esta descripción del funcionamiento de estos nuevos sensores por parte de Qualcomm.

El Snapdragon 855 podría ver la luz en el cuarto trimestre de 2018 y estar en los primeros teléfonos a principios de 2019.

Compartir