¿Por qué mi Smart TV consume energía aún estando apagado? Esto es lo que debes saber

¿Cuánta energía consume un Smart TV cuando está apagado?

Para algunos podría resultar una sorpresa, pero los televisores siempre están consumiendo energía sin importar su estado. Así es. Incluso si lo apagas, mientras se encuentre conectado al tomacorriente, se encargará de seguir chupando electricidad por razones muy concretas. ¿Quieres saber por qué y cuánto consume tu Smart TV? Aquí se responderán tus dudas.

Antes que nada, debes tener en cuenta que esto sucede desde que existe la TV. Incluso las más antiguas jamás se apagaban, simplemente entraban en un modo de espera donde su consumo de energía era menor. Ahora, con el boom de los televisores inteligentes, dicha práctica no solo se mantiene sino que ha aumentado.

¿Pero cuánto consumen exactamente los televisores inteligentes?

¿Cuánta energía consume un Smart TV cuando está apagado?

No existe una cantidad en watts concreta para todos los modelos de Smart TV que existen en el mundo. Esto varía dependiendo del dispositivo y de sus funciones. Sin embargo, hay un promedio por el que te puedes guiar para tener una noción sobre cuánto se está gastando mientras estás fuera de casa trabajando.

Según los estudios realizados por How-to Geek, el promedio de energía calculado cuando las Smart TV están en reposo es de 12,5 W a 14 W. Existen además otros casos en donde el resultado fue mayor, llegando hasta un máximo de 20 W.

Lee también:  Cómo duplicar la pantalla del iPhone en un Smart TV Samsung

La forma directa para determinar cuánto consume tu televisor inteligente, de cualquier forma, es midiéndolo tú mismo. Para ello necesitarás un medidor de energía eléctrica compatible con el enchufe de tu dispositivo. Con base en esto, podrás calcular posteriormente cuánto estás pagando de forma extra por solo tener la TV en casa.

Todo por el bien de sus funciones

¿Cuánta energía consume un Smart TV cuando está apagado?

Que consuman energía de forma pasiva no es capricho. En realidad tiene una razón justa para poder continuar ofreciéndote una experiencia de usuario agradable. Anteriormente, se debía a que la TV necesitaba mantener su sistema de tubos caliente y así encender de inmediato cuando usaras el control remoto. Además, con este último también requerían estar atentos para recibir las señales en cualquier momento.

Hoy en día ya no se usan los televisores de tubos, sino que las pantallas planas han dominado el mercado por mucho. Pero esto no hace sino aumentar la cantidad de energía que requieren en modo de espera.

Ahora, teniendo más funciones y conexiones (como el wifi), necesitan de cierta cantidad de electricidad para consumir y así poder recibir las señales externas para ejecutar procesos. Sea encenderse, grabar algún programa, responder a dispositivos conectados al puerto USB, etc.

Lee también:  Este sitio web te permite descubrir si eres daltónico

Ahora que lo sabes, ¿te interesa calcular cuánto consume tu Smart TV con exactitud?