¿Por qué tu próximo Android comprado en Europa costará más?

aumento de precios

Luego de que la Unión Europea le impusiera una multa a Google, la empresa ha tomado medidas al respecto. Google está realizando ajustes para cumplir con las exigencias de la Unión Europea, lo que pudiera terminar en aumentos en los smartphones para los usuarios.

De acuerdo a voceros de Google, la empresa pagará la multa cobrándole a los fabricantes de smartphones.

¿Por qué la UE multó a Google?

google multa ue

Uno de los argumentos de la Comisión Europea expone que Google ha obligado a los fabricantes de teléfonos móviles a preinstalar el navegador Chrome y la aplicación Google Search como condición para conceder la licencia para acceder a Play Store.

Según la Comisión Europea esto es una acción monopolista en el sistema operativo más usado en el mundo. Por esta razón se le ha impuesto una multa de 4.300 millones de euros. Además, a partir del 1 de febrero del año 2019 Google está obligado a permitirle a los fabricantes preinstalar un paquete diferente de apps en los terminales.

Si quieres saber más al respecto te invitamos a ver este post.

¿Qué medidas tomará Google tras la multa?

google tras la multa

Google en su defensa ha declarado que nunca le ha prohibido que instalen otras opciones a los fabricantes. El acuerdo que se tenía entre los fabricantes y Google mantenía un equilibrio en el cual todos salían beneficiados.

Lee también:  El Xiaomi Redmi 10 filtrado completamente, será una súper gama baja

Tras la multa Google pasará a cobrar hasta 35 euros por terminar a los fabricantes para permitirles integrar sus aplicaciones, entre ellas Play Store. Para un fabricante de smartphones sería absurdo instalar en su terminal Android sin la Play Store, por lo que seguramente todos acabarán pagando por tenerla.

Esta nueva cuota que se estaría aplicando solo en Europa, variará de acuerdo al país y densidad de píxeles. Al parecer han tomado la densidad de pixeles como una referencia, debido a que los equipos con mayor densidad de píxeles suelen ser los más costosos.

Cuanta mejor resolución, más pagas

Entonces, smartphones con densidad superior a 500 ppi pagarán hasta 35 euros, entre 400 y 500 ppi será 18 euros y menores a 400 ppi unos 10 euros. En cuanto a las tablets se estableció un máximo de 18 euros por dispositivo.

En fin, lo más seguro es que los nuevos dispositivos sigan llegando con las mismas aplicaciones de Google preinstaladas, ya sea por conveniencia o por necesidad, con la única diferencia que ahora los fabricantes deberán pagar por tenerlas. Lo que supone un aumento en el precio de los equipos para los usuarios finales.