Google cobrará a los fabricantes si quieren incluir Google Play o Chrome

Google cobrará por usar sus servicios en Europa

Google lleva mucho tiempo luchando con la Unión Europea. Lo último que sabemos es que la UE le ha puesto una multa de más de 4 mil millones de dólares por prácticas monopolistas y ahora se ha visto obligada a modificar sus políticas.

La Comisión Europea afirma que la práctica de instalar aplicaciones como Google Search, o Chrome, dificulta que la competencia salga bien parada. Sin embargo, Google siempre ha especificado que las compañías no están obligadas a incluir las aplicaciones de Google. Cada una es libre de incluir alternativas de la competencia.

Google Play será de pago

Google ofrecerá Chrome y Search por separado

Ahora, desde el blog oficial de Google, Hiroshi Lockheimer aclara qué pasará en el EEE (Espacio Económico Europeo). El Vicepresidente Senior de Plataformas y Ecosistemas de Google asegura que la preinstalación de apps ayudó a financiar la distribución gratuita de Android.

A partir de ahora, debido a que deberán instalar Chrome y Search por separado, tendrán que cobrar una licencia a los fabricantes para compensarlo.

Google cobrará a los OEM que quieran sus aplicaciones

Desde que la nueva ley entre en vigor, Google no instalará todo el paquete de aplicaciones sino que se incluirá en dos partes:

  • Play Store, Google Maps, Gmail y YouTube.
  • Google Search y Chrome.

Los fabricantes que quieran lanzar teléfonos y tablets con estas aplicaciones en Europa tendrán que pagar una tarifa extra por la licencia en cada uno de los terminales. Otra de las novedades de este acuerdo es que hace posible que los fabricantes creen su propio fork de Android de forma simple.

Lee también:  WhatsApp tendrá doble código de verificación para evitar robos de cuentas

Android ya no será tan gratuito como hasta ahora

Hasta ahora Google siempre había ofrecido sus apps de forma gratuita, pero con severas restricciones. Para Google siempre ha sido importante tener más usuarios que dinero pero eso ha cambiado. Desde la firma aseguran que con la separación de estos servicios tendrán que recuperar el dinero por otro lado.

A partir del próximo 29 de octubre los fabricantes en la UE tendrán que pagar por las aplicaciones de Google que quieren mostrar sus clientes. Actualmente la firma está manejando los acuerdos con las diferentes compañías para ver qué sucede. Los consumidores podrían no verse perjudicados en absoluto, aunque no sabemos si eso conlleva un aumento de los precios en Europa.