Este título a alguno le resultará descabellado, pues la rivalidad entre Apple y Google pasará a la historia, sin embargo nuestros smartwatches que funcionan con Android Wear en un futuro no demasiado lejano podrían ser compatibles con el sistema operativo iOS usado en los iPhone de la compañía creada por Steve Jobs.

Ya desde hace tiempo se pueden leer estos rumores en la red, pero lo cierto es que casi nadie los tomaba por ciertos, pues como digo, Google y Apple son rivales. No obstante según los indicios aparecidos estos días dan credibilidad a estas especulaciones y dentro de poco los usuarios de Apple podrían sincronizar sus terminales con relojes inteligentes con Android Wear por increíble que parezca.

¿Será compatible Android Wear con iOS?

De momento no tenemos una respuesta fiable a esta pregunta, sin embargo han aparecido indicios de esta posible compatibilidad. El primero de ellos lo hemos visto hoy tras salir a la venta el Huawei Watch en Amazon. Mirando las especificaciones del reloj inteligente de la compañía china, vimos cómo se indicab a que es compatible con dispositivos que corren Android a partir de la versión 4.3 o superior y además compatible con iOS 8.2 y superior.

Esto no es todo

Así mismo en un post publicado a día de hoy por Android Prolice informan de que según una fuente muy fiable, Android Wear será compatible con dispositivos iOS muy pronto, pues incluso se han atrevido a declarar que el anuncio oficial tendrá lugar la próxima semana durante la IFA 2015 celebrada en Berlín en la que veremos la presentación de numerosos terminales.

De momento no sabemos si finalmente serán compatibles nuestros smartwatch con Andoid Wear con dispositivos iOS, sin embargo los indicios apuntan a que así será, aunque tendremos que ver si esta compatibilidad se presenta la semana que viene, pues de ser así Google habría mantenido muy bien el secreto, puesto que esta nueva característica abrirá el mercado de smartwatch a usuarios de iOS, pues el Apple Watch no está al alcance de todos los fans de la manzana mordida.

    COMENTARIOS