Me he comprado un móvil nuevo y no recuerdo la cuenta de Google

Móvil nuevo

Google, y sobre todos sus muchas aplicaciones, han pasado a formar parte de nuestras vidas. No es nada extraño que gestionemos nuestros correos electrónicos a través de Gmail, del que deberías activar ya mismo la verificación en dos pasos, que almacenemos archivos en Google Drive o que guardemos nuestras fotografías en Google Fotos.

Todo esto ha supuesto un problema, y no es otro que el olvidar que Google es un servicio al que se accede con un nombre de usuario y contraseña. Ha pasado a formar parte de nuestras vidas y de nuestros dispositivos, de tal forma, que en ocasiones resulta imposible recordar la clave o incluso el nombre de usuario. Uno de los sucesos más repetidos es el de comprarse un móvil nuevo y no recordar la cuenta de Google, y aunque pueda ser complicado, todo tiene solución.

A continuación te mostramos las diferentes opciones que Google nos propone para recuperar nuestro nombre de usuario y contraseña, y que comienza en: ¿Has olvidado tu contraseña?

Recuperación escribiendo la última contraseña

A pesar de que no nos va a llevar a ninguna solución concreta, Google nos pide que escribamos la última contraseña que teníamos o que recordemos. En ocasiones no nos acordamos de la contraseña que habíamos puesto, pero si tenemos apuntada una concreta, que tal vez nos pueda ayudar.

Lee también:  ¿Cómo saber cuándo leen tus correos electrónicos si usas Gmail?

Eso sí, todavía no cantes victoria ya que Google solo usa esto para recabar más información sobre ti y poder identificarte de una forma más correcta y precisa.

Usa tu smartphone con Android

Si tienes un dispositivo móvil con sistema operativo Android, todo se podría volver más sencillo, y es que podrías usarlo, si en algún momento has configurado una cuenta de Google, para recuperar la contraseña. El propio dispositivo nos preguntará si estamos tratando de iniciar sesión en nuestra cuenta de Google, mostrándonos la siguiente pantalla.

Recuperación a través de SMS o llamada

Si ninguna de las opciones que te hemos mostrado hasta ahora te ha servido, nos queda recurrir al envío, por parte de Google, de un mensaje de texto o la realización de una llamada. En ambos casos recibiremos un código que deberemos de introducir en el formulario para conformar nuestra identidad. En el caso de que todo funcione sin problema alguno, no deberíamos de tener problema para establecer una nueva contraseña para nuestra cuenta.

Recuperación usando un correo electrónico

Si se diera la circunstancia, difícil hoy en día, de que no tengas un número móvil asociado a tu cuenta de Google, siempre te quedará la posibilidad de recuperar tu cuenta usando un correo electrónico alternativo. Esta dirección se la facilitaste a Google el día que creaste tu cuenta, algo que seguro que hiciste a la carrera como casi todo el mundo, y es muy posible que o bien no te acuerdes del correo de recuperación, o que te inventaras este correo, sin pensar que algún día te iba a ser de vital importancia.

Lee también:  Google detectará problemas en la piel con la cámara del móvil

Si completaste el correo de recuperación, úsalo y recibirás en él un código para confirmar tu identidad y poder con ello cambiar tu clave de acceso.

Recuperación con pregunta de seguridad

Otra de las opciones que puedes usar es la de recuperar tu cuenta dando respuesta a la pregunta de seguridad, que debiste de indicar el día que creaste la cuenta. El problema de este método vuelve a ser que la mayoría de nosotros creamos esta pregunta de recuperación sin demasiado sentido, con lo que es prácticamente imposible saberse la respuesta de una forma correcta.

Aun con todo deberías de intentarlo para ver si consigues recuperar tu cuenta de Google de esta forma.

Si todo lo anterior falla

Si todos los métodos de recuperación que hemos mostrado fallan, podríamos decir que la situación está complicada, pero de momento no se ha vuelto imposible.

Todavía nos queda la opción de usar otro correo electrónico, con el que Google pueda identificarnos de una manera segura. Ya os adelantamos que este método es el más complicado de todos ya que queda muy fuera del radar del gigante buscador.

En el caso de que este método tampoco de resultado, no quedará otro remedio más que dar por perdida la cuenta y ponerse manos a la obra para crear una nueva, con todo lo que ello supone.