Qué permisos concedemos al instalar una app en nuestro smartphone

Navegando por Google Play u otras tiendas de apps de Android encuentras una app que te interesa. La instalas en tu smartphone. Entonces la app nos solicita permisos de uso y pide nuestra aprobación. Generalmente no nos paramos a leer y simplemente aceptamos. De hecho, hay cifras que estiman que un 47% de los españoles no se paran a leer lo que están aceptando. ¿Qué permisos concedemos realmente al instalar una aplicación?

Hay una diversas de datos a los que damos acceso, además de distintas funciones disponibles en nuestro smartphone. Para hacer todo esto algo más preocupante, el 83% de las aplicaciones que instalamos puede tener acceso a datos sensibles. Pueden ver nuestros contactos, hacer llamadas, enviar mensajes o incluso apagar el teléfono. Hay diversos rangos de riesgo, en función de los datos que una app puede acceder. Lo que podemos encontrar y tener en cuenta es una lista de los datos más sensibles en nuestro teléfono a los que una app puede acceder. 

¿Qué permisos puede controlar una app en tu smartphone?

  1. Calendario: Una app puede ver el calendario y observar los eventos en el mismo. No sólo esto, ya que puede también hacer cambios. Puede eliminar o añadir eventos en el calendario. Esto da a la app la opción de controlar al usuario.
  2. Contactos: Nuevamente la aplicación puede ver nuestra lista de contactos y hacer cambios. Eliminar contactos o incluso añadir nuevos contactos. Puede ser algo bastante peligroso.
  3. Cámara: Cuando damos permiso a una app a acceder a nuestra cámara, ésta puede tomar fotos o vídeos sin nuestro permiso. Algo de mucho riesgo, especialmente si esa información acaba en las personas equivocadas.
  4. Memoria de almacenamiento: El peligro radica no sólo en que la aplicación pueda ver los archivos que poseemos en el teléfono. De nuevo puede darse el caso de que elimine archivos.
  5. Micrófono: El acceso al micrófono puede permitir que una aplicación grabe nuestras conversaciones telefónicas.
  6. Mensajes de texto: Al aceptar darle acceso a la app esto supone que pueden leer nuestros mensajes. También, es posible que se manden mensajes sin que tu lo hayas permitido. Hay que tener ojo, ya que puede que te suscriban a sistemas de pago sin que lo quieras.
  7. Ubicación: Permitimos que se sepa en todo momento nuestra ubicación. Ya sea con el GPS o antenas wifi. Esto puede ser beneficioso, para tranquilidad de amigos y familia, y en casos de accidentes. Pero también les damos una oportunidad a criminales. Les decimos cuando no estamos en casa. Con el riesgo que ello conlleva.
  8. Teléfono: El acceso al teléfono en sí. De esta forma la aplicación puede saberlo todo sobre nosotros. Nuestros registros de llamadas y puede hacer llamadas de forma automática sin que nosotros lo hayamos requerido o suscribirnos o llamar a servicios de pago.
Lee también:  Cómo descargar Minecraft Pocket totalmente gratis en tu Android

Es importante tener en cuenta los permisos que estamos aceptando a la hora de instalar una aplicación. En algunos casos el riesgo al que nos podemos exponer puede que no merezca la pena. Una buena rutina para controlar la situación es actualizar las apps instaladas en tu teléfono y hacerlo sólo en las tiendas oficiales.