OpenAI toma cartas en el asunto: lanza detector de texto generado por ChatGPT

OpenAI lanza un antídoto de ChatGPT para detectar texto escrito por IA

Con el auge de ChatGPT, el texto generado por IA se ha viralizado en incontables áreas. Es ahora que esta tecnología demuestra su utilidad de muchas formas. Y es que, además de crear texto por su cuenta y en un nivel de redacción pulido, es capaz de ayudarte en actividades importantes de tu vida diaria.

No es raro pensar que la situación también se está saliendo un poco de control. Aun cuando la herramienta es útil, puede resultar un verdadero problema al intervenir en actividades donde su uso se consideraría ilegal. Tareas académicas de estudiantes y profesores, contenido de programadores, e incluso proyectos de investigación universitarios ya han empezado a apoyarse en ChatGPT para salvar a sus autores del laborioso encargo de redactar por sí mismos.

Y es por esto que muchas otras IA comienzan a salir para descubrir a los tramposos. Creadores independientes se prestan a la tarea de generar el antídoto para la fiebre de ChatGPT, como se vio previamente ante la llegada de GPTZero. Sin embargo, no son los únicos. La propia OpenAI (creadores de ChatGPT) recientemente ha decidido crear también una contramedida a través de GPT-Classifier, su nuevo recurso.

GPT-Classifier: un detector de texto generado por IA al que todavía le falta camino por recorrer

OpenAI toma cartas en el asunto: lanza detector de texto generado por ChatGPT

La herramienta ofrecida por OpenAI es capaz de analizar texto y determinar si este fue creado por humanos o por una IA. Para ello, ha sido entrenada con innumerables fragmentos de texto de diferentes fuentes (hechas por personas y hechas por IA) para adquirir la habilidad de discernir correctamente.

Lee también:  ¿Cuáles son las ventajas de utilizar la IA en ciberseguridad?

Este método para entrenar la IA es diferente a ChatGPT, que por su parte, se ha hecho con fuentes de información variadas para producir texto basado en dichos datos. Sin embargo, la precisión de GPT-Classifier no es óptima por el momento. La misma OpenAI advierte que sus resultados no pueden ser confiables, pudiendo identificar tan solo el 26% de textos originados por IA y 9% por personas.

Tal como en el caso de otras herramientas similares, su eficacia aumenta mientras más largos sean los fragmentos de texto a analizar. De cualquier forma, a pesar de sus carencias actuales, sigue siendo una herramienta que seguramente muchos utilizarán para intentar aplacar la ola de textos generados por IA en los entornos menos adecuados. Basta con entrar al enlace que tienes abajo e iniciar sesión para echarle un vistazo.

DETECTOR DE TEXTO GENERADO POR IA | GPT-Classifier

¿Le darías una oportunidad a esta herramienta?