Los Galaxy A 2018 serán demasiado caros, ¿Samsung se viene arriba?

Samsung Galaxy A5 2018 filtrado

La gama media es la más reñida del sector smartphone, puesto que existe una gran variedad de dispositivos y fabricantes. Todos compiten por llegar al máximo número de usuarios, tanto las firmas más modestas como los gigantes. Samsung no solo tiene en su catálogo los famosos Galaxy S8 o Note 8, también tiene otros como los Galaxy A.

Por supuesto, el sello de la compañía surcoreana es sinónimo de calidad, y su gama media presume de buenos diseños y cámaras muy competentes. Precisamente es en esta gama donde Samsung se ha esforzado más en los últimos años para tener mayor presencia. No es sencillo, porque la competencia es brutal. Sin embargo, parece que va a cometer un error con los Galaxy A del próximo año.

El precio de los Galaxy A 2018 será excesivo

Sobre los Galaxy A de 2018 ya sabemos bastantes cosas. De hecho, recientemente se filtró que llegarán con Infinity Display y Bixby integrado. También pudimos conocer su diseño, luciendo un frontal todo pantalla, muy acorde con la tendencia que estamos viendo.

Sin duda, la implementación de Infinity Display supondrá un salto respecto a los actuales, pero también implicará una subida de precios. Además del cambio en las pantallas, también contarán con un apartado fotográfico mejorado. Según las últimas filtraciones, tendrán cámaras duales capaces de ofrecer el archiconocido efecto bokeh.

Galaxy A 2018 diseno

También veremos el lector de huellas reubicado, porque los actuales modelos dejan bastante que desear en ese aspecto. Es evidente que Samsung quiere lanzar dispositivos de mayor calidad, con especificaciones potentes y diseños muy premium.

Pero esto tiene un lado negativo que seguro repercutirá en sus ventas. Porque el precio de su gama media rozará el de la gama alta. En concreto, los analistas avanzan que, en el caso de los Galaxy A5 2018, la cifra ascenderá hasta los 600 euros. Si tenemos en cuenta que el modelo de 2017 tuvo un precio de salida de poco más de 400 euros, es una subida importante.

Puede que Samsung se haya venido demasiado arriba. Ya ha llegado a las cuatro cifras en su gama alta, y parece que tiene toda la intención de hacer que su gama media deje de serlo.

Compartir