El problema de Facebook con la salud mental de sus usuarios no es reciente, viene desde el inicio

Facebook genera problemas mentales desde siempre

Pese a que Meta sigue ganando millones de euros año tras año, la compañía de Mark Zuckerberg ha estado en mejor posición antes. Su metaverso es un pueblo olvidado, los ingresos se han reducido, Apple les cortó el chorro de los anuncios personalizados y hasta han perdido usuarios. Ahora, un fantasma del pasado vuelve a atormentar a Facebook.

Según un nuevo estudio, Facebook ha hecho sentir mal a la gente desde siempre, un señalamiento que reaviva el debate sobre el impacto psicológico negativo que tienen las redes sociales en el mundo actual.

La salud mental de los universitarios se deterioró cuando Facebook llegó a sus campus entre 2004 y 2006

facebook genera depresión y ansiedad desde que se creo

Un estudio publicado en la Social Science Research Network (SSRN), acaba de agregar una capa extra a un problema que viene cobrando más fuerza en los últimos años: Facebook tiene un impacto perjudicial en la salud mental de muchos usuarios, debido al diseño de la app y los comportamientos que incentiva. Esto se suma a los señalamientos hechos por The Wall Street Journal el año pasado sobre el daño a los adolescentes, así como otros estudios anteriores.

En el artículo, los investigadores analizaron los primeros años de Facebook, cuando dio el salto de Harvard hacia otras 57 universidades de Estados Unidos. Concretamente, se revisaron encuestas nacionales de salud mental en jóvenes estudiantes universitarios entre 2004 y 2006. ¿El objetivo? Ver cómo impactó la llegada de Facebook a los alumnos de estas instituciones y comprobar si el daño que ocasiona es reciente, o no.

Lee también:  Confirmado: 5 móviles Nokia que actualizarán a Android 13

El resultado es sorprendente, ya que el estudio concluye que Facebook está causando problemas mentales desde sus inicios. El daño viene desde que la red social era cosa de un pequeño grupo de estudiantes universitarios, no por los cambios que recibió la plataforma en los últimos años.

Las principales conclusiones del estudio fueron las siguientes, respecto a lo que sucedía luego de que Facebook se introdujera a un nuevo campus:

  • Los casos de estudiantes con depresión o ansiedad aumentaron. Normalmente, informaban que se sentían desesperanzados, agotados y severamente deprimidos.
  • Mayor cantidad de estudiantes comenzaron a tener problemas de salud mental que afectaban sus estudios.
  • El efecto negativo se agravó en usuarios con historia previa de enfermedades mentales. Si un estudiante padeció un trastorno antes, su exposición a Facebook aumentaría la probabilidad de una recaída.

Las comparaciones sociales a través de Facebook son las culpables, no los anuncios, no los me gusta, no el feed cronológico

facebook impacto negativo salud mental jovenes

El estudio entra en conflicto con otros tantos publicados previamente, que aseguran que el problema de Facebook con la salud mental es algo más reciente. Por ejemplo, el psicólogo Jonathan Haidt sugiere que Facebook comenzó a causar problemas después de tres cambios claves: la introducción del feed cronológico actualizable en 2006, la adicción al botón «Me gusta» en 2009 y, posteriormente, el uso de algoritmos predictivos del comportamiento.

Lee también:  La realidad de los moderadores de redes sociales que debes conocer

Sin embargo, la publicación de Braghieri, Levy y Makarin (de la que hablamos hoy) contradice totalmente esto. Este estudio concluye que Facebook está causando problemas de salud mental desde sus inicios, mucho antes que se implementaran otras innovaciones. El problema, según los investigadores, está en un acto mucho más antiguo de nuestra civilización y cultura: la comparación social.

Para respaldar la idea, analizaron a distintos grupos de estudiantes y su comportamiento respecto a los demás a través de Facebook. Aquellos estudiantes que vivían fuera del campus, sentían que no estaban viviendo la experiencia universitaria completa, como sí lo hacían quienes vivían en él. Incluso había otras comparativas negativas: como no pertenecer a una fraternidad o hermandad, tener que trabajar y estudiar al mismo tiempo, tener sobrepeso y hasta deber dinero en la tarjeta de crédito.

En todos los casos, si el estudiante consideraba que no cumplía con la versión «idealizada» de la experiencia universitaria, terminaba teniendo peor salud mental. Según los investigadores, este problema con la comparación siempre ha existido, pero la facilidad que aporta Facebook para conocer la vida de otros aumentó las probabilidades de un impacto negativo.