¡La guerra continúa! EE.UU. prohíbe a Huawei obtener procesadores de TSMC

Huawei TSMC

La guerra entre los Estados Unidos y Huawei parece no tener fin, y ahora sale a la luz un nuevo capítulo de esta historia. Y es que TSMC ha anunciado que dejará de fabricar procesadores para la marca china, para cumplir con las órdenes del gobierno de Donald Trump. Así que continúa leyendo para conocer mucho más sobre este nuevo golpe bajo del país norteamericano en contra de Huawei.

TSMC dejará de fabricar procesadores a Huawei, debido al bloqueo de EE.UU.

Huawei procesadores

Taiwanese Semiconductor Manufacturing Co., el mayor fabricante de semiconductores por contrato del mundo, ha dejado de recibir y procesar nuevos pedidos de Huawei, uno de sus principales clientes. Según un informe publicado por la Nikkei Asian Review, la compañía ha tomado esta decisión, para cumplir con los nuevos controles de exportación de los Estados Unidos.

Estos controles están destinados, de forma deliberada, a dificultar que Huawei cree u obtenga chips utilizando software y tecnología de EE.UU. (incluso en compañías ubicadas en el extranjero). Los pedidos tomados antes de la prohibición o ya en producción no se verán afectados, siempre que puedan enviarse antes del 14 de septiembre.

Hay que recordar que Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, es el segundo cliente más grande de TSMC después de Apple. TSMC fabrica muchos de los procesadores más avanzados utilizados por Huawei, incluso en sus dispositivos móviles.

¿Qué hay detrás de esta nueva medida?

Huawei

El anuncio de TSMC se produjo después de algunos rumores sobre conversaciones sostenidas entre funcionarios de la Casa Blanca y la compañía para construir plantas de desarrollo en los EE.UU. Esto con el fin de reducir la dependencia de las fábricas en Asia y la cadena de suministro internacional.

Además, la compañía anunció que abrirá una nueva planta avanzada de chips y procesadores de más de 12 mil millones de dólares, en Arizona. Todo esto será posible, con el apoyo del estado y el gobierno federal de los Estados Unidos. Una vez abierta, la planta permitirá que más clientes estadounidenses de TSMC fabriquen sus procesadores en el país.

Ante este panorama, es probable que Huawei elija a Samsung como su nueva fuente de suministro de chips. La compañía también ha estado explorando recientemente la producción nacional de procesadores a través de la Corporación Internacional de Fabricación de Semiconductores de China (SMIC), que acaba de recibir una inversión de 2.2 mil millones de dólares del gobierno chino.

A pesar de todas las sanciones impuestas por EE.UU., Huawei sigue firme dominando el mercado chino. Ahora solo nos queda esperar como se desarrolla esta nueva batalla entre el gigante asiático y la administración de Trump.