Descubre si vale la pena comprar un móvil reacondicionado

smartphone reacondicionado

En ocasiones, cambiar tu móvil por uno más moderno puede representar un gasto significativo. Y aunque existen ofertas con las que puedes conseguir un buen móvil al mejor precio, también hay otras opciones. Una de ellas, es la de conseguir un smartphone reacondicionado. Por eso en este artículo te queremos explicar, que es un móvil reacondicionado y si realmente vale la pena comprar uno. Así que continúa leyendo antes de tomar una decisión.

Antes que nada, ¿qué es un móvil reacondicionado?

Movil reacondicionado

El término móvil reacondicionado, generalmente se refiere a un teléfono usado que ha sido devuelto debido a una falla y ha sido reparado para revenderlo. Sin embargo, no siempre es así. Y es que no todos los smartphones descritos como restaurados estaban defectuosos en algún momento. Algunas tiendas o empresas, hacen esta clasificación con dispositivos que fueron devueltos por clientes que cambiaron de opinión dentro del período de gracia de 30 días después de haberse suscrito a un contrato.

Además, es importante saber que antes de ponerlos a la venta, todos los teléfonos reacondicionados han sido revisados ​​y probados exhaustivamente para garantizar que funcionen correctamente. Las pruebas realizadas por el vendedor generalmente incluyen si la batería se carga y si los botones y las cámaras funcionan. El vendedor también verificará la calidad del audio y la capacidad de respuesta de la pantalla, así como la forma en que el teléfono se conecta a Wi-Fi y a redes 3G y 4G.

De acuerdo con las leyes de Protección de Datos, el vendedor tendrá que eliminar de forma segura cualquier dato almacenado en el smartphone. Entonces, a todos los efectos, el dispositivo comenzará de nuevo. Algunos vendedores de móviles, reacondicionados, incluso actualizan el teléfono a la última versión del sistema operativo que ejecuta.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de comprar un smartphone reacondicionado?

Movil reacondicionado vale la pena

Comprar un dispositivo reacondicionado puede tener algunos pros y contras que deberás evaluar muy bien antes de decidirte. Entre las principales ventajas podemos encontrar:

  • Es mucho más barato que uno nuevo, por lo que adquirir un móvil restaurado puede ahorrarte cientos de euros.
  • Ha sido revisado y reparado profesionalmente, a diferencia de un teléfono de segunda mano.
  • Generalmente cuentan con un período de garantía. Aunque es importante verificar cuál es el tiempo.
  • Además de las pruebas exhaustivas, la empresa tiene que borrar cualquier dato dejado por el propietario anterior o arriesgarse a no cumplir con la Ley de Protección de Datos.

Sin embargo, no todo es color de rosa al adquirir un dispositivo de esta clase, ya que esto también tiene algunas desventajas:

  • Tendrás que esperar para tener el último modelo de una marca o serie específica. Si deseas la última versión de algún móvil, es poco probable que haya muchos restaurados en el mercado de inmediato. Y pueden pasar algunos meses antes de que uno esté disponible.
  • Es posible que no puedas asegurarlo. Dicho esto, algunas aseguradoras cubrirán felizmente un teléfono restaurado, por lo que vale la pena hacer el intento.
  • Es casi seguro que la garantía será más corta que con un teléfono nuevo.
  • Dependiendo del grado de renovación, el teléfono podría tener arañazos y marcas de desgaste.

Ahora bien, ¿vale la pena comprar un móvil reacondicionado?

Moviles reacondicionados

Seamos realistas, un dispositivo de gama alta puede tener un precio prohibitivo para algunas personas. Entonces, si estás buscando adquirir un móvil de última generación pero no quieres gastar una fortuna, comprar un smartphone restaurado podría ser una buena alternativa.

Así que todo dependerá de lo que quieras. Ya que, como mencionamos, el precio será más bajo que en un móvil nuevo y es importante verificar si el teléfono reacondicionado viene con todos los accesorios. También es posible que la caja sea más básica que cuando se compró originalmente el teléfono, pero más allá de eso, es probable que haya pocas diferencias (o ninguna) con un móvil nuevo, siempre y cuando lo compres en una tienda de buena reputación.

Y tú, ¿comprarías un móvil reacondicionado?

Compartir