Razones para quitar tu protector de pantalla de hidrogel y cómo hacerlo de forma segura

como quitar protector de pantalla hidrogel razones

Hoy en día no solo hay un material para proteger la pantalla de tu móvil, podemos elegir entre el cristal templado, plástico TPU o hidrogel entre algunos tipos más. Cada material tiene sus ventajas y desventajas pero hoy nos vamos a centrar en los protectores de hidrogel y cómo los puedes quitar de forma segura.

Antes de seguir te recomendamos que le eches un ojo a nuestra experiencia con estos protectores de gel. Ahí podrás encontrar toda la información y la conclusión rápida es que quedamos bastante contentos, aunque lo acabamos quitando.

Instrucciones para retirar un protector de pantalla de hidrogel

La verdad es que son una muy buena opción: son baratos, ajustan muy bien a los bordes curvados, resisten a los golpes, fáciles de instalar… Pero el punto negativo es que no duran tanto como un cristal templado de toda la vida. Con el tiempo se van marcando mucho más de lo que esperábamos y el tacto va a peor.

experiencia protectores pantalla hidrogel valen la pena

La solución es fácil, simplemente tendrás que ir cambiándolos cada poco y el hecho de que sean baratos viene bastante bien. Quitarlos no es complicado, abajo te dejamos las indicaciones que seguimos:

  • Lo primero, limpia el protector con un paño y lávate las manos muy bien.
  • Ahora coge una esquina del hidrogel con la uña o algo de plástico para no dañar la pantalla y ve quitándolo poco a poco.
  • Una vez quitado limpia el cristal de la pantalla con alcohol para quitar cualquier residuo y ya puedes poner el siguiente o ir a pelo. Lo que más te guste.

En este artículo puedes conocer más procesos para quitar otros tipos de protectores, como el de cristal. No es igual en todos los tipos.

Hemos vuelto al cristal templado

protector hidrogel marcas
Marcas a contraluz de uso, es difícil captarlo con la cámara

La verdad es que el hidrogel es una opción muy buena y que usamos durante muchos meses pero… Hay tres cosas que han hecho que volvamos al cristal templado: transparencia (se ensucia menos y hace que la pantalla se vea mejor), tacto y comodidad (mientras no lo rompas seguirá como el primer día).

Además, las rayaduras no se notan tanto como en el gel. Sabiendo todo esto la decisión final es tuya, tendrás que valorar que es más importante para ti y ambos materiales tienen ventajas diferentes, ¿qué prefieres?