La realidad virtual lleva tiempo sonando en el mercado, sin embargo no parece convencer entre los usuarios y muchos siguen sin saber por qué. Si estás leyendo esto es porque te interesa el tema, sin embargo es posible que nunca te hayas lanzado a comprar unas gafas de realidad virtual o si lo has hecho las tengas en casa como un trasto más ocupando polvo. Lo cierto, es que los expertos afirman que la realidad virtual marea, pero no a todo el mundo, pero sí podría afectar en gran medida a los usuarios que sufren problemas de visión:

¿Marea la realidad virtual?

Somos humanos, no somos perfectos. Muchos no vemos bien y muchos otros tampoco oímos demasiado, por lo que si a esto le sumamos aparatos que transforman la realidad virtual que vivimos podríamos volvernos un poco locos, o más que locos, marearnos.

¿Recordáis el efecto 3D? A muchos usuarios no les gusta, es más, la mayoría lo suelen aborrecer, simplemente porque se marean con esa realidad aumentada de las consolas, pero sin embargo, en el cine se lleva mejor aunque también puede marear un poco cuándo llevamos mucho tiempo. Esto normalmente afecta a los usuarios que no ven bien.

Si padeces de vista cansada o miopía, debes evitarlo porque notarás que te duele la vista un poco, aunque está claro que no es perjudicial ni mucho menos, y tampoco afecta a todo el mundo por igual. Pero por norma suele ser así, aunque siempre haya un roto para un descosido…

La realidad virtual no cuaja en el mercado

¿Pero qué ocurre con la realidad virtual? Nos lo vendieron como “el no va más”, sobre todo para los gamers, pero lo cierto es que no termina de cuajar en el mercado. Muchos usuarios afirman que las gafas les dan demasiado calor, lo cuál puede ser algo agobiante y puede marear, ya que éstos prefieren jugar sin nada en los ojos. Sí es cierto que es un mundo nuevo, pero dependiendo de quien las lleve la realidad podría cambiar.

Los problemas de vista, son los principales causantes de que la realidad virtual maree, puesto que al sacarlas notas como un desnivel que podría no gustarte ni un pelo. Pero parece que el principal causante es el cerebro, que es quien procesa lo que vivimos, y es que el problema viene si nuestros sentidos no están sincronizados, porque algo fallaría y podríamos sufrir este mareo o desnivel del que os venimos hablando.

La vista debe viajar acorde a lo que sentimos, y parece que en la realidad virtual no es así, de ahí a que muchos usuarios se mareen o no quieran saber nada de las gafas de realidad virtual.

Es cuestión de tiempo que la realidad virtual no maree

Lo bueno de todo esto, es que es cuestión de tiempo. En cuánto se mejore la tecnología no deberíamos tener estos problemas, y es que los fabricantes ya se encuentran trabajando en ello, porque es una realidad que no están teniendo todo el éxito que creían que iban a tener.

Le hemos dado un bombo a lo largo de los pasados meses que no era normal, y sin embargo, están estancadas en el mercado. Incluso tenemos alternativas baratas que los usuarios compran para probar y no usan debido a estos problemas. Es cuestión de tiempo que la realidad virtual no maree, pero recuerda que no les ocurre a todos los usuarios…

¿Eres uno de los privilegiados en no tener problemas con el 3D o la realidad virtual? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! ¿Te has mareado alguna vez probándolas?

    COMENTARIOS