¿Por qué la batería de tu móvil dura cada vez menos y cómo evitarlo?

Todas las baterías se estropean con el tiempo

Cuando alguien me habla sobre móviles (suele pasar, y más cuando saben que me dedico a esto) una de las cosas que me suele comentar es: “¿Por qué no hacen un móvil al que no se le termine la batería?“. Ojalá os supiese dar la respuesta, quizás se deba a que no interesa (hay muchas empresas que viven de ello) o quizás sea que las baterías no están lo suficientemente desarrolladas.

Por mi experiencia, trabajando con baterías industriales (donde quizás los intereses son otros), sé que hay tecnologías nuevas que ofrecen autonomías diferentes pero su elevada peligrosidad hace que la mayoría de vehículos híbridos o eléctricos sigan usando combustibles del pasado o baterías de litio, en el mejor de los casos. El grafeno es el material que promete librarnos de esto pero su producción sigue siendo muy cara y eso hace que no se incorpore a la mayoría de las industrias, al menos de forma masiva.

Las baterías convencionales se agotan con el tiempo, eso no se puede evitar

Ahora mismo no tengo tiempo, ni ganas, de daros una clase de electrónica pero sí que os voy a comentar, a grosso modo, cómo funciona una batería recargable.

Tenemos un ánodo (de grafito, en la mayoría de los casos), un cátodo (de litio, en la mayoría de móviles) y un líquido interior que es el que se carga. Cuando conectamos el cargador se aplica carga a los electrodos y, mediante un proceso químico, se carga la batería.

La energía que se almacena en el progreso de carga, obviamente, se gasta en el uso del terminal y cuando todos los iones se descargan, la batería se agota. Ahora bien, para saber cuál será su duración tenemos que prestar atención a los ciclos. Es decir, la batería lo único que hace es recargar energía mediante una reacción química y descargarla en otra. Este proceso, a diferencia de las pilas convencionales, es reversible.

Lee también:  La solución si WhatsApp se cierra solo en tu móvil Android

Según la calidad de la batería, esta soportará más o menos ciclos de carga

A medida que van pasando los ciclos de carga, entre otras cosas, la batería se va degradando porque en su interior tanto el ánodo como el cátodo se van oxidando (haciendo que algunas partículas se vayan quedando adheridas a uno y otro). Un ciclo no es más que el hecho de hacer una carga completa del 100% al 0% y recargarla. Esto sería un ciclo. Si la recargamos cada cada día le estaríamos dando un ciclo, aunque no completo, cada día.

Teléfono batería extraíble

Es por eso que no solo los mAh importan, algunas marcas nos prometen móviles en donde, con 500 ciclos, apenas hay pérdidas. Eso sí, no hemos visto ninguno que en 500 ciclos no haya perdido, al menos, un 20% de su capacidad por mucho que los fabricantes digan que perderán, como mucho, un 15%.

A esto hay que sumar el voltaje máximo que provoca que los elementos generen cada vez más calor, razón por la cual, en las primeras cargas rápidas, se aceleraba el proceso de oxidación de algunas baterías. El calor daña la batería y hace que esta también pierda capacidad. En muchas tecnologías actuales o con cargadores raros también se puede dañar el dispositivo o acelerar la degradación de la batería.

Lo mejor es usar siempre el cargador que viene con el móvil y si hay opción de usar un cargador lento, si queremos que la batería sufra lo mínimo, usar el lento. En mi caso cambio de móvil como mucho cada 2 años por lo que no considero una opción usar el cargador lento.

Lee también:  Mejorar la calidad de un vídeo online es posible, ¡descubre cómo!

Hay formas de hacer que esta pérdida sea menor, eso sí es cierto

Para frenar esta degradación hay una serie de consejos que puedes seguir, realmente útiles. Aquí abordamos el tema más a fondo pero te vamos a recordar algunas de las cosas que puedes hacer.

  • No se debe cargar el móvil al 100% ni dejarlo que se vacíe hasta el 0% ya que es en los extremos donde el ánodo y el cátodo más sufren. Aunque esto, que parece fácil, se vuelve realmente difícil porque solemos dejar el móvil cargando cada noche.
  • Cuidad muy bien la calor al que es sometido el móvil: intenta evitar usarlo en verano (sobre todo en la playa a 40 grados ya que se calienta mucho), no hagas tareas pesadas si lo usas mientras se carga (intenta no usarlo mientras se carga, en realidad), evita cargarlo a voltajes inadecuados o con otros cargadores rápidos de mucha potencia, etc.

Si sigues estos dos consejos, que parece poco, la batería ya no sufrirá demasiado. Lo ideal es descargarla hasta el 15 o 20% y cargarla hasta el 90% aunque también es aconsejable hacerle algunos ciclos completos (hasta el 0% o 100%) de vez en cuando para evitar que esta se descalibre.

A veces el problema no es la batería, solo el software y las aplicaciones

Medir salud bateria Android

Además de eso debes saber que en muchos casos el problema no es solo de la batería o de la salud de la misma. Aquí puedes saber cómo está de sana la batería de tu Android (e incluso aquí tienes un método para iOS).

En muchos casos son las propias aplicaciones o restos de las mismas que se van almacenando y que han terminado por consumir la batería. Es decir, que la batería puede estar en buen estado que si hay una aplicación funcionando a tope la va a gastar igual.

Lee también:  Llamar a cobro revertido desde Vodafone es posible, ¡descubre cómo!

Debes prestar atención a las aplicaciones que más energía de tu teléfono gastan y también prestar mucha atención a las actualizaciones de software que empiecen a producir problemas. En los Ajustes, en la batería, normalmente podemos ver qué aplicaciones la gastan y cuando hemos completado casi el ciclo podemos ver cuánto ha usado la batería cada aplicación y ver si alguna está usando de más. Muchos fabricantes, como Samsung (en mi caso), nos alertan si una batería gasta más de la cuenta y algunas capas como MIUI (muy agresivas) llegan a bloquear aplicaciones que deberían estar siempre en segundo plano como WhatsApp. De ahí que los Xiaomi tengan una autonomía tan bestial (además de que muchos montan baterías realmente grandes).

Un reseteo de software desde el recovery suele ser la solución a todos los problemas. Otras veces basta con revisar la última aplicación que has instalado y si esta es la causante, eliminarla. En muchos otros casos saber qué es lo que gasta batería puede llegar a ser complicado y por eso el reseteo de software es lo más simple. Si llevas un año usando el móvil y eres de los que suele probar cosas un reseteo de software puede que te devuelva la autonomía porque en un año el móvil (a menos que lo hayas maltratado mucho) no suele perder mucha capacidad en su batería.

¿Sabías todo esto? ¿Te animarás a compartirlo con tus contactos? Estamos seguros de que os vendrá de perlas saber cómo funcionan la baterías y cómo evitar que se dañen, hay mucho desconocimiento en este tema y a veces la gente se cambia el móvil cuando la solución la tienen en la palma de su mano. En muchas ocasiones, cuando la batería viene integrada, tampoco saben que se puede sustituir por poco dinero (si han pasado dos años, por ejemplo) y si tienes un móvil de gama alta siempre te va a compensar.