Google Fotos se luce: las fotos que cargues en alta calidad no se verán tan bien

google fotos

En noviembre del año pasado Google anunció que su servicio para subir fotos en la nube dejaría de ser gratuito. Esto provocó una fuga masiva a otros servicios, más viendo lo fácil que es pasar las fotos a Amazon Fotos. Y ahora, Google Fotos vuelve a dejarnos un mal sabor de boca.

Cuando Google Fotos se lanzó por primera vez, una de las cosas más repetidas por parte de la compañía era que la diferencia de resolución entre las fotos subidas en alta calidad o en la calidad original era apenas perceptible para el ojo humano.

Esto ha cambiado según lo que anda diciendo el gigante con sede en Mountain View a decenas de miles de usuarios de su servicio. Tal y como informa el prestigioso portal Forbes, Google ha comenzado a ponerse en contacto con clientes a través de un correo electrónico en el que indican que, si quieren disfrutar de la mejor calidad, las imágenes que se suban a Google Fotos deben ser en Calidad original y no en Alta calidad.

Google Fotos muestra la diferencia entre Calidad original y Alta calidad

Google Fotos muestra la diferencia entre Calidad original y Alta calidadDentro de este correo electrónico hay un archivo adjunto donde se puede ver la diferencia entre ambas resoluciones, dejando claro que, si subes una imagen en Alta calidad, la misma sufrirá un “daño irreversible”. En cambio, subiendo la imagen en Calidad original “preservará la mayor parte de los detalles y le permitirá ver, recortar e imprimir fotos con menos pixelación”. Y esto último es preocupante, ya que la calidad original no parece ser tampoco la original sino una foto comprimida.

¿Por qué este cambio tan repentino? Pues porque a partir del 1 de junio acabará el almacenamiento ilimitado gratis de Google Fotos. Y claro está, la gran G quiere lucrarse lo máximo posible, así que no han dudado en indicar que mejor subir las fotos en Calidad original, ya que consumen más espacio, y los clientes acabarán por suscribirse a los planes de pago que ofrece este servicio.

Sin duda, un movimiento que no va a hacer gracia a muchos usuarios. Y teniendo en cuenta la de alternativas a Google Fotos que puedes encontrar fácilmente, es muy probable que el gigante con sede en Mountain View se haya disparado un tiro en el pie. Y tú, ¿crees que vale la pena pagar por seguir usando este servicio?