La próxima alternativa al Razer Phone vendrá de Xiaomi

Movil para gamers Xiaomi

Xiaomi es una marca que, pese a su volumen, no para de aumentar. Xiaomi es una de esas firmas que se alía con otras con tal de lanzar productos que tengan un gran impacto en el mercado y que puedan absorber miles de ventas.

El próximo campo, en el cual nadie se atreve a entrar, es el mundo de los smartphones para gamers. Solo Razer lo ha hecho este año con el Razer Phone, un móvil que por precio y disponibilidad no es para cualquiera. El Razer Phone un móvil pensado para jugar a cualquier título exigente y no tiene competencia.

Xiaomi tablet gamer

¿Cómo será el móvil para gamers de Xiaomi?

El móvil para gamers de Xiaomi no saldrá al mercado bajo la marca Xiaomi sino que será desarrollado por la firma Black Shark. Esta nueva firma se designa a si misma en Weibo como fabricante de smartphones y Xiaomi ha comprado el 22% de la misma tal y como podemos leer en Phone Radar.

Xiaomi estará detrás del desarrollo de este nuevo móvil de Black Shark que intentará desbancar al Razer Phone. Muy pocas, o ninguna, marca se atreve a lanzar un smartphone pensado para gamers ya que el volumen de negocio poco o nada tiene que ver con el de los smartphones convencionales.

Lee también:  Los Xiaomi 11T se actualizarán durante 4 años: llegarán hasta Android 14

Este nuevo móvil de Black Shark, del cual no conocemos su nombre, vendrá con un sistema de refrigeración líquida ya que estará pensado para llevar su potencia al máximo y no bastará con una refrigeración pasiva como en la mayoría de móviles del mercado. Además de eso se sabe que integrará un procesador DSP para mejorar los gráficos y un SoC de gama alta, seguramente el Snapdragon 845 de Qualcomm.

¿Tiene sentido que Xiaomi quiera un smartphone para gamers?

Pues la verdad es que sí, y la respuesta es fácil de encontrar. Xiaomi ya se ha hecho con una cuota de mercado muy importante en algunos países de Asia, lugares en los que los eSports son mucho más populares que en Europa.

Lo bueno de esto es que lanzar un móvil para gamers en Asia serviría para vender muchos y, además, que las firmas empezasen a popularizar sus juegos más exigentes para móviles Android. Solo hay que ver el clásico Arena of Valor y sus cifras en China, nada tiene que ver con lo mal que funciona en Europa.