Nunca hagas esto con tu móvil Android

Para muchos, su teléfono Android se ha convertido en un elemento indispensable en su vida; a través de él acceden a la información que buscan, pueden jugar a todo tipo de títulos, comunicarse con sus amigos y familiares…

No obstante, hay que tener en cuenta que los dispositivos móviles son muy sensibles, de manera que hay que prestar especial cuidado y tener en cuenta los consejos que explicamos a continuación. Ya os hablamos de 4 consejos para evitar virus Android. 

Descargar aplicaciones desde tiendas no oficiales

Recomendamos descargar las aplicaciones solo desde las tiendas oficiales de los dispositivos; en el caso de Android, desde Google Play. Es la mejor manera de asegurarse de que la app es oficial y evitar aplicaciones maliciosas que solo quieren robar información del teléfono.

Visitar webs extrañas de origen dudosa

De la misma manera que hay que asegurarse de que las aplicaciones que se descargan son oficiales, es muy recomendable hacerlo con los sitios web a los que se acceden. Nunca hay que fiarse de anuncios engañosos como “Descarga este producto para eliminar todos los virus de tu teléfono” o “Eres el ganador de…”.

Lee también:  Samsung Galaxy A52s: un móvil de gama media con mucha potencia

Poner el móvil al sol

Con el verano a la vuelta de la esquina, son muchos los que dejan el teléfono sobre la mesa de la terraza cuando están tomando algo o directamente sobre la toalla en la playa o en la piscina.

Situaciones en las que el móvil queda totalmente expuesto a los rayos solares, lo cual no es nada bueno para el dispositivo y que puede llegar incluso a dañar algún componente interno. Lo ideal es dejar el móvil a la sombra, donde los rayos del sol nunca le den de manera directa.

No tener una copia de seguridad

Es 100% recomendable tener cualquier dispositivo Android actualizado siempre a la última versión. Además, es muy aconsejable hacer copias de seguridad en aquellas aplicaciones que lo permitan.

Cargar la batería durante horas y horas, siempre

También es bastante habitual dejar el teléfono cargando durante toda la noche; después de un día sacándole el máximo rendimiento, parece la mejor opción, pero no. La razón es muy sencilla: cuando el indicador de carga llega al 100%, sigue llegando electricidad al teléfono, lo cual, lo cual no es demasiado negativo si se hace pocas veces, pero si si se hace de forma continua.