USB 3.2. duplica la velocidad de transferencia

En la actualidad la mayoría de los smartphones cuentan con un USB tipo C. Se ha convertido en el más habitual en el mercado. Aunque también hay otros dispositivos que también usan este tipo de conector, si bien no todos son iguales. Desde portátiles a cámaras de fotos o monitores. Aunque tener USB tipo C no garantiza una mayor velocidad de transferencia. Por eso, se ha anunciado una importante actualización. USB 3.2. llega.

USB 3.2. se anuncia como una mejora sustancial que va a permitir aprovechar la capacidad máxima de los cables. De esta manera, nos encontramos ante una mejora en el rendimiento. Y por tanto, también en un incremento de la velocidad de transferencia. De hecho, con esta versión la velocidad de transferencia se va a duplicar.Adaptador USB C a jack y USB C

USB 3.2: Más velocidad y más confusión

Actualmente, en USB 3.1 la velocidad de transferencia máxima es de 10 Gbps. Por tanto, con la llegada de la nueva versión se duplica y pasamos a 20 Gbps. Una mejora notable. Y además, lo mejor de todo es que no hay necesidad de cambiar de cables. Porque pese a que la velocidad se duplica, los cables USB certificados SuperSpeed 10Gbps siguen siendo compatibles. Aunque la mejora es más que notable y los usuarios están más que felices de poder contar con ella (aunque hay que esperar hasta 2019), también crea más confusión.

Lee también:  Android Studio 4.2 ya está disponible para descargar: estas son sus novedades

¿Confusión? La llegada del USB tipo C ha sido beneficiosa en muchos casos. Pero también complicó la situación con todas las nomenclaturas. Ahora, con USB 3.2. el lío será aún mayor para los usuarios. Ya que a esta versión hay que sumarle los actuales USB 3.1 Gen 2 y USB 3.1 Gen 1 (cuya diferencia es la velocidad máxima de 10 o 5 Gbps), USB 3.0 y USB 2.0. De hecho, si queremos ser algo más precisos, todavía existe USB 1.1. Estas normas se dedican a definir la interfaz o el protocolo que se usa, es decir, el modo en el que se transfieren los datos. Pero, a los responsables del USB no les parece suficiente. Por ello, quieren introducir otras denominaciones según la velocidad de transferencia máxima. Por lo que el caos será aún mayor.

El USB tipo C ha llegado para quedarse. Su uso es cada vez más extendido y parece que funciona bien. Ahora queda por ver si la llegada de USB 3.2. hace las cosas más fáciles o si por el contrario nos complica aún más la vida. Esperamos que la mejora de rendimiento sea tal y que los responsables decidan no crear más problemas con las nomenclaturas. Pero tendremos que esperar hasta 2019 para salir de dudas.

Fuente | 9to5 Google