Almond, un asistente virtual de código abierto creado por la Universidad de Stanford

Almond asistente virtual open source

Con el auge de los dispositivos inteligentes, los asistentes virtuales como Alexa, Google Assistant y Siri se han vuelto indispensables en el día a día. Si bien hay gente que todavía no los usa activamente, los asistentes virtuales son de gran ayuda para llevar a cabo tareas en tus dispositivos, como enviar un WhatsApp o añadir un recordatorio, sin que tú mismo tengas que hacerlo. Ahora bien, no todo es color de rosa con estos asistentes.

Y es que hay algo que comparten Alexa, el asistente de Google y Siri que hace que muchas personas no usen sus servicios. Sí, hablamos de la privacidad de los datos. Ni Amazon, ni Google, ni Apple explican de forma clara qué hacen con los datos de los usuarios que recopilan a través de sus asistentes. De hecho, más de una vez se ha demostrado que las compañías usan los asistentes virtuales para espiar a los usuarios.

Por suerte, la Universidad de Stanford tiene un nuevo proyecto para demostrarnos que los asistentes virtuales no son una herramienta de espionaje. Se trata de Almond, un asistente virtual de código abierto que respeta tu privacidad y funciona en cualquier plataforma.

Así es Almond, el asistente virtual libre enfocado en la privacidad

Desde su sitio web, Almond dice ser el primer asistente virtual que te permite ordenar, en una sola frase, una tarea que implica dos o más servicios. Por ejemplo, puedes ordenarle lo siguiente: cuando el New York Times publique un artículo sobre China, traduce el título a chino y luego envíalo a mi amigo en China. Almond puede procesar esta orden de forma efectiva que implica tres acciones: revisar el New York Times, usar un traductor y enviar un correo.

Esto es posible gracias a la Inteligencia Artificial que usa, desarrollada por la Universidad de Stanford, y a su propio motor de procesamiento de lenguaje llamado LUINet que permite a Almond entender el lenguaje natural de las personas. Lastimosamente, de momento, Almond solo funciona por comandos escritos, por lo que no puedes usarlo hablándole en voz alta.

Disponible en cualquier plataforma y compatible con muchos servicios

almond plataformas disponibles

Puedes usar Almond en cualquier dispositivo a través de un navegador, ya que tiene una versión web. Además, cuenta con una aplicación para Linux y otra para Android. Por si fuera poco, su código fuente está disponible en GitHub para que lo adaptes a la plataforma que quieras (ya lo han llevado a altavoces inteligentes) e incluso lo modifiques a tu antojo, quitándole las cosas que no te gustan y añadiéndole otras.

Por otra parte, Almond puede integrarse con una gran variedad de servicios, incluyendo Nest, GNOME, Gmail, Twitter, Spotify, YouTube, Google Calendar, Google Drive y Slack. Si quieres ver todas las integraciones que soporta Almond, mira la Thingpedia que es el repositorio oficial de este asistente.

Ten en cuenta que Almond ahora mismo está en fase beta y puede que no funcione del todo bien cuando lo pruebes. Asimismo, al estar aún en desarrollo, tienes la opción de compartir tus datos de uso con la Universidad de Stanford para colaborar con el proyecto. Eso sí, tal como venimos remarcando, Almond es un asistente virtual enfocado en la privacidad y, por ello, siempre puedes negarte a compartir tus datos.