Apple y Google preinstalan apps para liquidar la competencia según este estudio

google apple

Lo cierto es que Google y Apple tienen un negocio con sus sistemas operativos. Recordemos que la gran G recopila toda la información posible para luego venderte publicidad, aunque con esta herramienta podrás saber lo que conoce de ti. Pero el otro gran negocio está en las apps. Y en esto Apple y Google saben lo que se hacen, aunque no tengan escrúpulos.

Y es que, ambas compañías no solo ganan jugosos ingresos a través de la publicidad o la venta de dispositivos. Si no que además aplastan a los competidores preinstalando sus propias apps en sus respectivos sistemas operativos.

Google y Apple dominan el mercado de las apps

top aplicaciones google apple

Sí, nada nuevo bajo el sol: los dos colosos americanos no dudan en destrozar a sus rivales sin piedad alguna. ¿No te lo crees? Solo tienes que ver cuáles son las 20 aplicaciones más populares en Android e iOS.

Antes de enseñarte los resultados, queríamos contarte una curiosidad: ha sido Facebook la compañía que ha encargado a Comscore este informe. Y teniendo en cuenta sus nefastas políticas, la verdad es que es la compañía menos adecuada para quejarse…

Como podrás comprobar en la imagen que encabeza estas líneas, los datos dejan claro que la gran G y la compañía con sede en Cupertino dominan con puño de hierro el sector. De esta manera, en los dos top 20 aplicaciones destacan las apps preinstaladas de Google y Apple.

Lee también:  Glebasee, el ruso que "inundó" TikTok con su baile

Y ojo, que en las cuatro primeras posiciones de ambos ránkings, hay aplicaciones de Apple y Google. Y en el caso de la compañía de la manzana mordida, de la 20 aplicaciones más populares de iOS, 15 son de Apple. En el caso de Android, “solo” 12 de las 20 apps son de Google.

Con esto, queda claro que el mercado de las apps está claramente monopolizado por Google y Apple. Ahora, la pregunta del millón es saber si alguien va a tomar cartas sobre el asunto, ya que Facebook seguramente no se quede de brazos cruzados.