Lo bueno y lo malo de One UI, la nueva interfaz de Samsung

Interfaz One UI

Hace unos días, en la conferencia para desarrolladores de Samsung, la firma destacó con una capa de personalización para Android, la apodada One UI. Esta nueva capa ya está llegando en versión beta a algunos usuarios y, en enero de 2019, llegará a los Galaxy S9, S9+ y Note 9.

También podemos confirmar que los Galaxy S8 y Note 8 recibirán One UI pero… ¿es una buena noticia? Los cambios siempre son buenos pero nada es perfecto. Nos gustaría analizar los puntos fuertes y malos de esta nueva capa.

Samsung OneUI

Lo bueno de One UI

Al igual que pasó con la adopción de Samsung Experience, One UI hace que la interfaz se vuelva todavía más simple y rápida. Esto significa que cada vez tendremos más espacio para lo nuestro y menos “carga” de elementos en la propia pantalla.

One UI tiene iconos más limpios, menos ajustes, menos opciones y botones más fáciles de usar. Con esta nueva interfaz todos podrán usar las apps sin estirar los dedos, de forma fácil.

One UI hace que todo sea más simple

Incluso se han dividido ciertas apps entre un área de interacción y otra de visualización, para que todo sea más fácil de manipular. Es una excelente alternativa para que las apps, pese a las grandes pantallas, sean muy usables.

One UI incluso añade un modo noche para que siempre veas el teléfono de forma perfecta. Tampoco olvides que se basa en Android Pie y eso significa que tiene navegación por gestos, notificaciones mejoradas, nuevos emojis y todo lo que trae esta nueva versión.

¿Qué desventajas tiene usar One UI?

Ajustes One UI

Pero nada es perfecto, tal y como os comentábamos. One UI tiene dos puntos en donde flaquea un poco:

  • Lo de separar las apps es posible que sea un posible desperdicio de espacio. No tiene sentido ver las notas en la parte superior y luego escribir solo en la parte inferior, por ejemplo. Hay que ver cómo evoluciona esto.
  • No todas las apps se adaptan a One UI. Parece que Samsung quiere perder menos tiempo desarrollando. En One UI algunas apps son de Google y otras usan el diseño de Samsung, eso hace que se vuelva un poco más confuso o, como mínimo, poco uniforme.

Habrá que ver qué opinan los usuarios una vez llegue la nueva versión de software de Samsung al mundo real. Lo que sí está claro es que ya nada queda de esa capa gorda y pesada, llamada TouchWiz.

Compartir