Sony Tablet P: de fracaso a pionero de las tablets plegables

sony tablet p pionero en tablets plegables

Han pasado 10 años desde que Sony presentó la Sony Tablet P, una tablet muy innovadora para su época, que terminó siendo un fracaso. La Sony Tablet P era un dispositivo híbrido entre una tablet y una consola de juegos muy parecida a la Nintendo DS. La idea era simple y enfocada a un público en específico: los gamers, o cualquier persona que quisiera disfrutar de juegos ocasionalmente.

Sin embargo, por varias razones la Sony Tablet P no logró afianzarse en el mercado. De hecho, resultó ser un verdadero fracaso, tanto en ventas como en experiencia de uso. Irónicamente, luego de 10 años podría dejar de considerarse un fracaso para ser visto como un modelo pionero, muy adelantado a su época.

La Sony Tablet P es un buen concepto en un pésimo hardware

La Sony Tablet P es prueba indiscutible de que una buena idea necesita de una buena ejecución para alcanzar el éxito. A simple vista era un dispositivo con doble pantalla que podía funcionar como centro de entretenimiento, tanto para juegos como para vídeos, pero esto no era suficiente.

Lee también:  Llévate la nueva Teclast M40 Pro de 10 pulgadas con 4G por solo 155 €

Los problemas empezaban cuando la veías con detenimiento. Era un gadget verdaderamente grande y pesado, imposible de usar con una mano y que cansaba rápidamente aun con las dos manos. Para ser más específicos, la Sony Tablet P tenía un grosor de 28 milímetros (cuando estaba cerrada) y un peso de 372 gramos.

El hardware de la Sony Tablet P era malo y tenía un alto precio

Irónicamente, a pesar de sus dimensiones la diagonal de ambas pantallas era de solo 5,5 pulgadas, dejando unos bordes inmensos que se veían mal y no tenían ninguna utilidad. Y los problemas no se quedaban ahí, al ver la lista de especificaciones quedaba en evidencia que la innovación de esta tablet no iba de la mano con el hardware más potente del momento.

El procesador de la Tablet P de Sony era un Nvidia Tegra 2 de doble núcleo, acompañado de 1 GB de RAM y con solo 4 GB de almacenamiento interno. Suena a muy poco y efectivamente era poco incluso en esa época. Y lo más absurdo de esta tablet no era eso sino el precio…

Quien haya comprado equipos de Sony sabrá que esta marca suele inflar bastante los precios, muy a pesar de la calidad de los equipos. La Sony Tablet P costaba 599 dólares (505 euros al cambio) cuando salió a la venta. Y luego de estrellarse en ventas bajó a 199 dólares, aun sin lograr resultados positivos, por lo que en poco tiempo desapareció de las tiendas.

Lee también:  Descubre todos los códigos MMI secretos de Android

El software de la Sony Tablet P también dejaba mucho que desear

El hardware pobre y el precio elevado de la Sony Tablet P eran una sentencia de muerte para esta tablet. Pero ese no era el único problema, el software estaba pobremente adaptado, funcionando relativamente bien en las aplicaciones nativas de Sony pero no en aplicaciones de terceros, como era de esperarse.

Para ser justos, al tratarse de un modelo con una diseño tan fuera de lo común era de esperarse que la mayoría de aplicaciones no estuviesen desarrolladas para aprovechar al máximo su potencial. Pero es que ni siquiera eso, Sony no explotó el potencial de la Tablet P en multitarea, por ejemplo.

Por estas razones, incluso los más entusiastas en la tecnología e innovación tuvieron que desistir de este concepto, al menos durante un buen tiempo. Hoy, en pleno 2021, podríamos estar ante un renacer de este concepto, gracias a una ola de nuevos gadgets cuyo diseño y utilidad recuerdan a la Sony Tablet P en su época. Esta vez, eso sí, con mayor éxito.

¿Sony debería presentar una nueva versión de la Tablet P?

tablet plegable futuro de las portatiles sony tablet p pionera

Sony no está en su mejor momento, al menos no en la división móvil. Aun así, la nueva ola de innovación en dispositivos con pantallas flexibles podría ser clave para que esta compañía recicle algunas de sus ideas del pasado, incluyendo a la Sony Tablet P.

Lee también:  Lenovo XiaoXin Pad Pro, una potente tablet Android súper recomendada

Es cierto que los dispositivos plegables como móviles, tablets o incluso portátiles todavía no están disponibles para el consumo de las masas. Los pocos modelos que existen, como el Samsung Galaxy Z Flip, tienen un precio prohibitivo. Y no solo eso, en algunos casos todavía quedan detalles por pulir en el tema de hardware, especialmente en las bisagras y en la durabilidad de las pantallas flexibles.

La Lenovo ThinkPad X1 Fold podría ser la clave para afianzar esta idea

Aun tomando en cuenta todos estos detalles, han aparecido nuevas opciones realmente versátiles, como el concepto de tablet y portátil híbrido de Lenovo, la Lenovo ThinkPad X1 Fold, que nos hace pensar que este es realmente el futuro. Para ser honestos, de ser así sería algo bueno para toda la industria tecnológica, la cual lleva atascada más de una década en los mismos diseños continuistas.

Las pantallas flexibles han llegado para lograr una mayor flexibilidad en el diseño de muchos gadgets, bien valga la ironía. En el caso de la Sony Tablet P, la tecnología actual permitiría fabricar una versión capaz de superar los obstáculos del pasado, empezando por un menor peso y aprovechando mejor las dimensiones del equipo. Por eso, no está de más decir que este modelo fue pionero en lo que hoy podría ser una nueva línea de tablets, portátiles y móviles plegables muy versátiles.