La pantalla del Galaxy Z Fold 3 se está quebrando sin razón y Samsung no responde a sus usuarios

Samsung Galaxy Z Fold 3 pantalla agrietada

Uno de los grandes riesgos que enfrentan los dueños de móviles plegables es la durabilidad, pues son dispositivos que cuentan con partes móviles que se van desgastando. En el caso de Samsung, los primeros problemas estuvieron en las bisagras, pero parece que ahora se han mudado a las pantallas. ¿Qué es lo que está pasando? Que la pantalla interna del muchos Galaxy Z Fold 3 se está agrietando sin motivo y muchos usuarios están molestos por ello. ¿Lo peor? Que Samsung no puede hacer mucho al respecto para ayudarlos.

El panel plegable del Galaxy Z Fold 3 está cediendo una vez vence la garantía

los galaxy z fold 3 se están agrietando de la nada

Luego de resolver los problemas con las bisagras en los primeros modelos de los Galaxy Z Fold, parecía que Samsung había dado en el clavo con la durabilidad en las generaciones posteriores. Sin embargo, parece que cantamos victoria demasiado rápido. Varios usuarios estadounidenses han denunciado que la pantalla de su Galaxy Z Fold 3 se está agrietando sin razón.

La grieta aparece en el pliegue de la pantalla interna, dejando marcas enormes donde el panel ya no muestra imagen alguna. El problema puede surgir en cualquier momento e independientemente del cuidado que tengas. Sin embargo, lo más común ha sido que la grieta aparezca luego de vencerse la garantía del móvil (1 año en Estados Unidos). ¿Lo peor de todo? Cuando sucede después de que expira la garantía, Samsung no está obligada a reparar gratis el dispositivo. Estos son algunos testimonios:

  • Un usuario contactó con PhoneArena asegurando que la pantalla de su Galaxy Z Fold 3 se agrietó de la nada, pese a que nunca se le ha caído. Al contactar a Samsung, la compañía solo le recomendó acudir a UBreakFix para reparar la pantalla por unos 800 dólares, pues el dispositivo ya no estaba en garantía. Esto representa un 73% de precio que este usuario pagó por este móvil, una deuda de 1100 dólares que todavía está pagando.
  • Un redditor de nombre «Snoo» también denunció el fallo, asegurando que siempre fue un dueño muy cuidadoso durante los 15 meses que utilizó el móvil. Snoo detalla que un día fue a mostrarle su Galaxy Z Fold 3 a un amigo y al abrirlo la pantalla se quebró casi completamente. El lado izquierdo de la pantalla todavía funciona, pero el centro se quebró y el lado derecho no reconoce ningún toque o gesto.
  • En el caso de «Mizderrung» (otro redditor), la cosa tampoco fue agradable. El usuario asegura que tenía su Galaxy Z Fold 3 cargando inalámbricamente, lo cogió y al abrirlo la pantalla se quebró a la mitad. El teléfono apenas tenía 3 meses de haberse comprado, así que Samsung aceptó la garantía al no detectar daños físicos. Para su sorpresa, el técnico quiso cobrarle 700 dólares por reparar el dispositivo, ya que encontró un punto de impacto y píxeles muertos.
Lee también:  ¿No has comprado la Xiaomi Smart Band 8 porque esperas al modelo Pro? Tenemos una buena noticia

Samsung no se ha pronunciado, pero los usuarios podrían actuar legalmente

samsung no se hace responsable galaxy z fold 3 pantalla rota

Como los casos anteriores hay mucho más, y aunque el quiebre de la pantalla puede suceder en cualquier momento, el común denominador apunta a lo siguiente: la grieta en el panel plegable de los Galaxy Z Fold 3 aparece poco después de expirar la garantía de un año que tienen estos dispositivos en Estados Unidos. Concretamente, entre 12 y 15 meses después de la compra.

Sí, es cierto que hay muchos más casos donde este problema no se ha presentado, así que podría ser un lote en específico de este dispositivo. Sin embargo, el silencio de Samsung alrededor del tema levanta suspicacia. La compañía no se ha pronunciado al respecto, haciendo que la molestia de los afectados aumente cada vez más.

En caso de que la compañía mantenga su posición, estos usuarios podrían organizarse para realizar una demanda colectiva contra Samsung. Y si la justicia fallase a favor de ellos, a Samsung podría salirle demasiado caro su silencio.