Ya es oficial: Huawei ha vendido su marca Honor a varias empresas chinas

honor

Lo que era un secreto a voces, finalmente se ha convertido en una realidad. Ya te hablamos de la más que probable posibilidad de que el fabricante asiático vendiera su filial en un intento de mitigar el impacto del veto comercial por parte de Estados Unidos. Dicho y hecho: Honor ya no es propiedad de Huawei.

La tensión entre Huawei y Estados Unidos provocó que la firma asiática no pudiera comprar componentes de empresas que tuvieran su sede en suelo americano, por no hablar del veto para usar los servicios de Google. Así que, finalmente los rumores se han convertido en una realidad, ya que Huawei ha vendido su marca Honor a un holding chino formado por más de 30 empresas.

Para llevar a cabo esta venta, Digital China Group y el resto de empresas que forman el holdind que se hará con Honor en su totalidad, están creando una nueva compañía con la marca Shenzhen Zhixin New Information Technology. Y, aunque no se ha indicado la cifra de la venta, se calcula que el pago total ascenderá a 15 billones de dólares, unos 12.650 millones de euros al cambio.

Huawei vende Honor para salvar una de sus marcas

honor 30

Decir que no estamos ante un nuevo rumor o filtración, sino que ha sido la agencia Reuters quién ha publicado una nota de prensa mostrando una declaración oficial firmada por las 40 compañías envueltas en esta transacción, lo que deja claro que Huawei ha vendido Honor con total seguridad.

En dicha declaración se indica que Huawei ya no tendrá ninguna acción de Honor tras su venta. Y lo más destacable llega con una frase que lo deja todo claro: “Es una inversión de mercado realizada para salvar la cadena de suministro de Honor”.

Destacar que, como apuntaban los rumores, el gobierno de Shenzhen, sede de Honor y otras muchas empresas tecnológicas chinas, es la que se va a quedar con la mayoría de acciones de la compañía.

Con esta venta, Honor podría esquivar el veto de Estados Unidos

honor 20 pro

Evidentemente, Honor sufría el mismo veto comercial con Estados Unidos. Ahora que Honor ya es totalmente independiente de Huawei, no debería seguir sufriendo las mismas restricciones que Huawei.

De esta manera, la nueva Honor ahora tendrá acceso a tecnología estadounidense, por lo que podrá seguir fabricando sus propios procesadores con componentes americanos, o adquirir procesadores de Qualcomm por poner algún ejemplo (aunque parece que a Huawei ya les empiezan a facilitar también las cosas). Eso sí, la última palabra la tendrá el gobierno que dirigirá Joe Biden.

Por último, en el comunicado también han querido tranquilizar a los usuarios e inversores. Para ello han dejado claro que, aunque Honor dejará de ser propiedad de Huawei, mantendrá sus planes de futuro sin cambios y esa es la mejor noticia.