El Pixel 8 Pro será el más potente de la historia de la serie, pero no competirá con los mejores Android

google pixel 8 pro benchmark

El lanzamiento de los Google Pixel 8 y Pixel 8 Pro está muy cerca. La compañía de Mountain View anunciará sus nuevos móviles de gama alta este 4 de octubre y seguramente se convertirán en uno de los mejores móviles Android del año. Una de las novedades que se espera de esta serie es que den un gran salto en potencia, pues los Pixel 7 y 7 Pro quedaron muy lejos de ser los más potentes de su generación.

Según los resultados del benchmark Geekbench compartidos por el leaker Revegnus, el Pixel 8 Pro en efecto será más potente que su antecesor, pero su rendimiento no estará a la altura de los móviles más potentes del mercado. Enseguida te mostramos los datos filtrados del Pixel 8 Pro por el benchmark para que puedas comprobarlo.

El Pixel 8 Pro no será uno de los móviles más potentes y no está mal

google pixel 8 pro benchmark geekbench

El Google Pixel 8 Pro utilizará el procesador Tensor G3 que obtuvo 1.760 puntos en la prueba de un solo núcleo y 4.442 puntos en la prueba multi-núcleo. Esto supone una gran mejora con respecto al Pixel 7 Pro, que consiguió 1.444 y 3.793 puntos, respectivamente, en la misma prueba.

Ahora bien, cualquier smartphone actual con un Snapdragon 8 Gen 2 (como el Galaxy S23) supera fácilmente en potencia al Pixel 8 Pro. Y es que este chip en Geekbench ha obtenido una puntuación de 2.062 y 5.531 en las pruebas de un solo núcleo y multi-núcleo, respectivamente.

Lee también:  El Google Pixel 8a se deja ver en LinkedIn: así lucirá la versión Lite de la serie Pixel 8

¿Eso significa que el Pixel 8 Pro será lento? Para nada, seguirá siendo lo suficientemente potente para juegos exigentes y tareas demandantes de todo tipo. Además, es importante remarcar que el fuerte de los chips de Google no es el rendimiento bruto, sino sus capacidades de aprendizaje automático para mejorar todo, desde la comunicación hasta las fotos.

Asimismo, se espera que el Pixel 8 Pro utilice la nueva gráfica Mali-G715 y un mejor sistema de refrigeración para mejorar su rendimiento con juegos. En definitiva, si bien es cierto que los nuevos teléfonos de Google no dominarán la generación en los rankings de benchmarks, no decepcionarán a nadie que los compre.