Dos policías fueron despedidos por jugar Pokémon GO e ignorar un robo

Policías despedidos jugar Pokémon GO

Recientemente, la cámara de una patrulla policial de Los Ángeles grabó a dos policías que en vez de atender un robo, estaban jugando Pokémon GO. Toma en cuenta que estos policías recibieron cargos por «mala conducta». Además, por jugar al Pokémon GO, los dos policías fueron despedidos.

Despiden a dos policías por jugar a Pokémon GO e ignorar un robo

Louis Lozano y Eric Mitchell eran dos policías que durante el sábado 8 de enero se dedicaron a jugar Pokémon GO, en vez de atender al llamado del oficial al mando de la policía. De hecho, la llamada por radio que recibieron Lozano y Mitchell tenía la intención de informarles sobre un robo que se estaba llevando a cabo.

Posteriormente, cuando notó que Mitchell y Lozano no atendieron al llamado, Darnell Davenport, el oficial al mando, decidió reunirse con ellos y preguntarles qué les había pasado. Louis Lozano y Eric Mitchell le explicaron a su superior que no pudieron escuchar los llamados porque el ruido del exterior se los impidió. Fue entonces cuando Davenport les recomendó que encontraran sitios más tranquilos para que escucharan las alertas.

Policías despedidos por jugar Pokémon GO

Sin embargo, con lo que no contaban Mitchell y Lozano es que a la mañana siguiente Davenport revisaría las grabaciones de su patrulla. De hecho, por las grabaciones de la patrulla policial, Davenport se dio cuenta de que Mitchell y Lozano sí escucharon los llamados pero no los atendieron por jugar al Pokémon GO.

Lee también:  BeReal: una red social auténtica en todos los sentidos

En la grabación hecha por la patrulla policial se escucha cuando entre los policías se hacían comentarios sobre los Pokémon que aparecían. En la grabación también se escucha cuando Mitchell celebra por haber atrapado a un Snorlax. Ten en cuenta que los oficiales incluso se desplazaron varias veces para encontrar a otro Pokémon.

Finalmente, los oficiales de la policía fueron despedidos, a pesar de que apelaron su despido. De cualquier forma, antes de ser despedidos, Mitchell y Lozano se excusaron diciendo que no jugaron Pokémon GO, sino que estaban usando una especie de mapas rastreadores en Pokémon GO. Además, los exoficiales también explicaron que sí dejaron la patrulla para buscar a Snorlax y que lo consideraron como una «patrulla extra».