Samsung revela la verdad sobre el caso “Galaxy Note 7”

Samsung Galaxy Note 7 precio

Después de que hayan pasado ya unos cuantos meses sobre el caso Samsung Galaxy Note 7 se ha revelado la verdad oficial sobre el asunto, las baterías del Samsung Galaxy Note 7 han explotado y producidos incendios por un problema en su fabricación.

Samsung ha concluido la investigación oficial por la cual se vió obligada a retirar miles de dispositivos del mercado entre septiembre y octubre de 2016 pero aún a día de hoy algunos Galaxy Note 7 quedan esparcidos por el mundo.

Problema bateria Note 7

¿Por qué explotaba el Galaxy Note 7?

Esta es la verdadera versión de Samsung y la conclusión oficial de la investigación, por fin se aclara el problema del Galaxy Note 7 y se espera que no se vuelva a repetir. Samsung ha podido confirmar que ni la carga rápida del terminal ni su impermeabilización tenían alguna relación con el riesgo de incendio del Galaxy Note 7.

Los problemas del Galaxy Note 7 estaban causados por las células defectuosas en la fabricación de baterías, no tenían nada que ver con ningún tipo de hardware ni de software del propio terminal. Samsung ahora debe tomar cartas en el asunto y otorgar responsabilidades a las empresas que han fabricado las baterías del Galaxy Note 7.

Dos empresas fabricaban las baterías del Galaxy Note 7 con dos defectos diferentes:

  • Samsung SDI: Tenían un defecto en la parte superior derecha con algunas células mal fabricadas que provocaban incendios a través de cargas y descargas reiteradas.
  • Amperex: La segunda remesa de baterías también tenía un defecto en la parte superior izquierda de la celda que provocaba un cortocircuito en un pequeño número de unidades.

Bateria B Note 7

Además de ese problema de fabricación Samsung ha concluido la investigación asegurándose de que las baterías no tenían el aislamiento necesario para proteger que el sobrecalentamiento se propague al resto de la batería cuando hay un cortocircuito, una protección necesaria que hubiera evitado tantos disgustos.

Samsung trabaja para evitar que se repita

Samsung ha aprendido la lección, estamos más que seguros, ahora la empresa se ha puesto en contacto con otras empresas del sector para construir una comprobación de 8 pasos que certifique que las baterías son completamente seguras y que los procesos de fabricación utilizados son los correctos.

La compañía ha puesto toda la carne en el asador para el Galaxy S8 y después de confirmar que no estará en el MWC de 2017 tiene que hacerlo muy bien si quiere llevarse todo lo que espera con el futuro Galaxy S8, un móvil que marcará un antes y un después para la empresa.

Compartir