¿Por qué Facebook y Google dominan la publicidad en Internet?

Google y Facebook ADS

A veces, como usuarios, también es bueno que sepamos cómo funcionan ciertos negocios y hoy nos gustaría hablar un poco de la publicidad web. Antiguamente, la publicidad, era una industria donde diferentes compañías se rifaban un pastel muy grande en los diferentes formatos disponibles (periódicos, TV, radio, revistas, vallas publicitarias, etc.).

Actualmente esto ha cambiado, en lo que se refiere a publicidad digital solo dos grandes anunciantes han conseguido dominar el mercado y se llaman Facebook y Google. Es más, tanto Facebook como Google han logrado acaparar el 63,1% de la publicidad digital usada en Estados Unidos en lo que va de año y parece que esto va a ir a peor. No es un monopolio pero casi, ¿queres saber por qué es así?

Publicidad Messenger Facebook

¿Por qué Facebook y Google dominan los anuncios online?

Los analistas prevén que Google y Facebook dominen 2 terceras partes del mercado en 2019 y lo cierto es que esto es normal, debido a la poca capacidad de su competidores.

Hay muchas alternativas en el mercado, Microsoft, Amazon, Verizon, Oath, Twitter e incluso Snapchat pero todos prefieren Google o Facebook, ¿por qué?

La segmentación es la clave

Los publicistas no paran de buscar una forma perfecta de llegar al consumidor y, para eso, necesitan que sus intermediarios le ofrezcan una capacidad de segmentación muy potente, algo para lo que se necesitan usuarios.

Cuando la gente piensa en por qué Google o Facebook no paran de ofrecer cosas gratis e intentar ganar usuarios no entiende la razón y esta es la razón, la mayoría de las personas usan su servicio de publicidad que es el principal negocio de ambas compañías.

Ambas son expertas en segmentar los anuncios, Facebook ofrece una segmentación perfecta basada en los intereses de los consumidores y Google nos permite filtrar porque sabe qué buscan los consumidores.

Facebook Ads y Google AdWords son negocios muy rentables

Esa es la capacidad de ambas compañías, su potencial para que los anunciantes usen sus servicios y caigan en un bucle de retroalimentación donde ambas sean totalmente imprescindibles para la mayoría de las empresas.

Lamentablemente, esta capacidad para dominar el mercado repercute de forma drástica en empresas como Twitter, la plataforma de microblogging, que prevé reducir sus ganancias en 1,21 mil millones de dólares en los próximos años.