Las aplicaciones del móvil se comunican para espiarnos

google play store

Todos guardamos un amplísimo abanico de aplicaciones en nuestros teléfonos que a simple vista nos parecen totalmente inofensivas. Pues bien, un estudio de la universidad de Virginia Tech ha desvelado que una gran selección de aplicaciones que la mayoría de nosotros utilizamos a diario se comunican entre ellas para compartir información sensible sobre nosotros.

¿Nos espían las apps que tenemos en nuestros teléfonos?

Daphne Yao, Fang Liu y Gang Wang son los autores dela investigación que trata de averiguar cómo se comunican las aplicaciones más habituales en cualquier teléfono móvil Android. Antes de comenzar con el estudio, los investigadores ya tenían claros indicios de que las apps hablaban entre sí de alguna forma; ahora, gracias al estudio, han conseguido demostrar su teoría.

Las amenazas que han descubierto a raíz de esta investigación podemos agruparlas en dos grandes familias. Por un lado, el malware que está específicamente diseñado para lanzar un ataque contra nuestros teléfonos móviles. Y, por otro lado, aquellas aplicaciones que se comunican entre sí para transmitir ciertos datos sensibles sobre nosotros; Daphne Yao, Fang Liu y Gang Wang explican que no han podido establecer que esa comunicación entre distintas aplicaciones se dé de manera intencionada.

¿Cuáles son las aplicaciones más peligrosas?

Para desarrollar el estudio, los investigadores analizaron nada más y nada menos que cien mil aplicaciones de Google Play, las más populares a nivel internacional, así como más de diez mil aplicaciones señaladas como malware. De esta manera, han descubierto que aplicaciones que en un principio parecen totalmente inofensivas como por ejemplo una que controla la luz del flash y la convierte en una linterna, es capaz de captar datos sensibles como la localización o los contactos de este teléfono.

Lee también:  ¿Cometiste un error con alguien y quieres enmendarlo? Discúlpate por WhatsApp con estas frases e imágenes

Los investigadores señalan que las apps más peligrosas son aquellas que permiten personalizar los tonos para móviles o las que añaden emoticonos.

Las conclusiones del estudio se presentaron ayer, 3 de abril, en una conferencia en Dubái sobre seguridad informática.