¿Cómo puedo cambiar de país en la Play Store?

cambiar pais google play

Algunas aplicaciones solo están disponibles en determinadas regiones. Por ello, por mucho que lo intentemos, no las podemos descargar en la Play Store desde nuestro país. No obstante, hay una forma muy fácil de cambiar de país en la Google Play Store y poder acceder a otras regiones, ¿quieres saber cuál?

Cambiar de país en Google Play con una VPN

La forma más fácil de cambiar de país en la Play Store es instalar una aplicación para conectarnos a una VPN gratis. Con ello, podemos «fingir» que nuestra conexión proviene de otro país y acceder a las aplicaciones de esa región. No obstante, no todo es tan simple como eso, sino que tendremos que seguir unos cuantos pasos.

  • Lo primero de todo es, como decíamos antes, instalar una aplicación VPN. Nosotros te recomendamos la VPN gratis de CM, que nos ofrece bastantes opciones, aunque hay otras de mucha calidad.
  • Borra tu cuenta de Google. Si tienes registrada una (o varias) cuenta de Google en tu móvil, no servirá de nada utilizar una VPN, ya que esa cuenta estará registrada en el país anterior. Por ello, tienes que borrar todas las cuentas de Google que tengas.
  • Elige el país que quieras en la aplicación que has descargado antes y activa la VPN de ese país.
Lee también:  El contenido de pago de OnlyFans se filtra en estas 3 plataformas

 

  • Una vez conectado a esa red, vuelve a conectar la cuenta de Google en tu móvil. Puedes utilizar la misma de antes o crear una nueva cuenta de Google. Una vez la hayas registrado, accede a la Google Play Store con esta cuenta y podrás acceder a esa nueva región, por lo que ya puedes descargar las aplicaciones que antes no podías.

¿Para qué sirve cambiar el país de la Play Store?

Después de esto puedes estar preguntándote para qué sirve esto. Hay dos ventajas principales de cambiar tu país en Google Play:

  • Puedes descargar más aplicaciones. Hay algunas apps que no están disponibles en todas las regiones. Además, también hay aplicaciones o juegos que se despliegan progresivamente, es decir, que se pueden descargar o actualizar antes en algunos países para que la compañía pueda ir comprobando que no hay fallos. Por ello, si quieres descargarlas, tendrás que cambiar tu región.
  • Comprar aplicaciones más baratas. Los precios de las aplicaciones suelen ser los mismos, independientemente de las divisas en las que estén. Por ejemplo, una misma app puede costar 1,99 euros o dólares indistintamente. Si elegimos que nuestro país sea EE.UU, por ejemplo, podemos comprarlas más baratas.

Así de fácil es cambiar de país en Google Play Store, ¿ya lo has probado?