¿Merece la pena comprarse un tope de gama?

comprar tope de gama vale la pena

Si te apetece comprarte un móvil premium con lo último de lo último, seguro que te apetece leer lo que te voy a contar. Te daré mi opinión acerca de si merece la pena comprarse un móvil tope de gama o si es una tontería.

Y es que hoy en día ya no es raro que vendan móviles a 1.000 euros. No encontramos uno, sino varios. Y la tendencia es que con el paso de los años sigan en alza.

Comprarse un tope de gama, ¿vale la pena?

¿Vas a usar el móvil todo el día? ¿Para trabajar? No tienes por qué buscar excusas. Si te apetece un móvil carísimo, de 1.000 euros y tienes el dinero, no busques motivos para no hacerlo. No te sientas tonto, porque es normal que quieras un móvil caro si te gusta la tecnología. ¿Por qué? Porque los móviles tope de gama son exclusivos, vienen con lo mejor de lo mejor.

Para tener lo último en tecnología año tras año, hay que pagarlo. Es habitual leer frases del tipo: “ese móvil no vale eso“. Pero si hay gente dispuesto a pagarlo, es que en realidad sí lo vale. Porque al final las ventas son lo que establecen los precios.

¿Por qué comprarse un tope de gama? ¿Qué me ofrece?

  • Lo último en diseño: podrás disfrutar de un diseño completamente a la altura y exclusivo, con marcos metálicos y que aproveche bien los bordes. Actual.
  • Lo último en especificaciones: posiblemente venga con la RAM que necesitas, con almacenamiento de sobra y con el mejor procesador. También con buenas cámaras, para que tengas un móvil con cámara de calidad réflex.
  • Recuperar dinero con la venta: los móviles caros y buenos se siguen cotizando altos un año después. Así que siempre lo puedes vender y sacar bastante dinero, para comprar el siguiente y así tener un tope de gama todos los años.
Lee también:  Los mejores memes de Toretto "La familia es lo primero" están aquí, ¡no te los pierdas!

Lo importante es que veas que no es una tontería. Si te apasiona la tecnología y te lo puedes permitir, haces bien comprándote el mejor móvil cada año. Realmente, alguien que usa el móvil todo el día o que lo necesita para trabajar no tiene porqué comprarse el mejor. Con un gama media es suficiente. Pero si te quieres dar el capricho, claro que vale la pena. ¡Nosotros te animamos a que lo hagas!