Amazon quiere controlar también la logística

Amazon, el gigante del comercio electrónico, no para de traernos novedades en los últimos días. Ayer mismo os informábamos de que Amazon Prime quiere subir su precio en España. Hoy, en cambio, las noticias son más positivas, Amazon está probando su propio servicio de entrega.

Amazon.com

Amazon quiere controlar todo el negocio

Sin lugar a dudas, la compañía estadounidense lidera las ventas online en casi todo el globo. Sin embargo, todavía tiene un punto débil: Amazon depende totalmente de empresas externas en materia logística. Parece que esto está cada vez más cerca de su fin, Amazon quiere controlar todo el proceso con el objetivo de ofrecer una experiencia más satisfactoria a los usuarios. Este cambio no es aislado ya que Amazon está probando sus propias formas de envío como el servicio de Amazon Logistics en España.

Además, la compañía está dispuesta a agilizar las entregas al mismo tiempo que minimizaría la cantidad de stock de los almacenes. De esta manera, controlando de forma integral la cadena de suministro, Amazon puede optimizar el almacenaje de los productos y, además, enviarlos en tiempo real a los compradores.

Por el momento, Amazon está probando este nuevo servicio en Estados Unidos. Un gran batacazo para United Parcel Service Inc. y FedEx Corp; ambas compañías se encargan de la distribución y entrega de los productos de Amazon en el país. De implantarse en España, Seur y Correos serían las empresas más afectadas.

El servicio en cuestión se llama Seller Flex y, además, de distribuir los propios productos de Amazon de forma directa a los usuarios, también busca agilizar las entregas de los productos de todos los productos que gestiona Amazon y son vendidos por terceros.

Un servicio que los compradores llevaban pidiendo mucho tiempo

Seller Flex responde a una de las demandas más solicitadas por los usuarios a Amazon desde hace años. No es raro encontrarse con mensajes de los usuarios señalando que un producto les ha llegado roto; algo en lo que Amazon no tiene nada que ver, pero que empeora de manera considerable la experiencia de compra.

Así, si finalmente Amazon implanta el servicio de logística propio, la compañía controlaría toda la cadena; desde la recepción de los productos en sus almacenes, hasta la entrega de los mismos a los clientes.

Seller Flex sería un gran salto cualitativo para la compañía estadounidense. Parece que Amazon tiene un muy buen futuro por delante. ¿Qué os parece a vosotros este movimiento por parte de Amazon? ¿Creéis que funcionará?

Compartir