Cómo hacer que el lector de iris del S8 funcione mejor

Problemas con el Galaxy S8. El móvil se reinicia de repente

En este 2017 no ha habido ningún teléfono que haya generado tantos titulares como el Galaxy S8. El nuevo buque insignia de Samsung es uno de los teléfonos más destacados del año. Y Samsung es consciente de ese éxito, y lanzan una versión con RAM de 6GB. Uno de los motivos del éxito de este dispositivo, es que incluye muchas novedades. Una de ellas es el lector de iris. De este modo se ha convertido en el primer móvil de la marca coreana en incluir esta función.

El lector de iris es una función que nos ayuda mucho. Gracias a esta función podemos acceder al dispositivo o a servicios como Samsung Pass. Si bien es algo que funciona muy bien, hay un truco que nos ayuda a hacer que sea más rápido. Una buena opción a tener en cuenta. Aunque no son los únicos trucos sobre el Galaxy S8 que podemos aprender.

Hacer que el lector de iris sea más rápido

Cuando queremos usar el lector de iris del Galaxy S8, es necesario hacer swipe en la pantalla para hacer que el lector comience a hacer su propio escaneo. Si bien este proceso es relativamente rápido, hay una forma muy útil que nos ayuda a poder hacer este paso algo más rápido. Podemos eliminar el paso intermedio de tener que hacer swipe en la pantalla. Para ello, hay que seguir dos sencillos pasos:

  • Paso 1: Acude a los ajustes del dispositivo. Allí, busca la opción que sea sobre el bloqueo de pantalla. Una de las opciones que te encuentras dentro es Lector/Escáner de iris. Te pedirán que introduzcas el PIN o el patrón de desbloqueo de la pantalla. Si no tenías guardados tus datos del iris, te pedirán hacerlo ahora.
  • Paso 2: Cuando desbloquees la pantalla, verás que en la parte superior te sale la opción de pulsar “desbloquear lector de iris“. Gracias a esta función el teléfono se desbloqueará con tu iris de forma inmediata.
Lee también:  RedMagic 6R: así es el smartphone gaming más compacto

Como podéis ver son dos sencillos pasos. De esta forma, que apenas tarda unos minutos, ya podéis hacer que el lector de iris de vuestro Galaxy S8 funcione mucho mejor y más rápido. ¿Qué os parece este truco? ¿Usáis el lector de iris de vuestro Galaxy S8?